calle real

Enrique / Montiel

Años y años...

¿CUÁNTOS años pasaron para que el Estado adquiriera el viejo Teatro de Comedias en donde se empezó a fraguar la Nación española? Años y años... O sea, casi dos siglos. Creo recordar que la compra del inmueble se hizo por el entonces presidente de la Diputación Provincial, Alfonso Perales, siendo alcalde Avelino Arias. La restauración y rehabilitación la realizó la Junta de Andalucía, aunque no sé bien los detalles. Fue cine y teatro, y devino en Bingo cuando la crisis del cine. Era como la inmersión en la incuria. Andando el tiempo, a este templo de la libertad civil y la constitución de libertad, llegarían los Reyes en solemne sesión... Cosas verede, amigo Sancho.

Pensando en esto (quizá algunos piensen que el hoy pomposamente denominado Real Teatro de las Cortes de la Isla de León siempre estuvo así, siempre fue un templo civil de la Patria), a la luz de este hecho concreto, miro hoy el palacio municipal, que todos decimos "ayuntamiento". En época de bonanza (ficticia, como luego se ha visto) se hizo un concurso de ideas para su restauración-rehabilitación, o algo así. Acto seguido, por falta de presupuestos, se cerró. Y empezó la cuenta de los años y años. ¿Como el teatro? Parece ser que no se persigue la demora infinita, que hay una decisión firme al respecto del actual gobierno municipal y que, para lograrlo, deberán vencer las dificultades legales que el proyecto ganador del concurso exigía. Y que consistía, fundamentalmente, en "vaciar" su actual contenido para "llenarlo" de otro que contemplara la "modernidad". Para entendernos, hoy no hay dinero para la ejecución de este proyecto. Y lo que se pretende, creo haber sabido, es que se haga por fases y se adapte la necesidad a la virtud, utilizando el viejo esquema moral.

Es otro frente abierto de la alcaldía de José Loaiza, que lleva anexo el diseño de la Plaza del Rey, que no creo que haya en España (ni en el mundo) una plaza dedicada a un Rey que no tenga en el espacio público la estatua de un Rey. Somos surrealistas, es sabido. Digo que si tanto debemos a Carlos III, o al propio Fernando VI (1713-1759), tiempo hemos tenido de plantar su efigie en la plaza principal a un Rey dedicada. Años y años.

Bien, pues ahora se estaría en eso, según hemos podido saber, en "fasificar" (no sé si se dice así) la rehabilitación del Ayuntamiento y en acometer la reforma estructural de la plaza... del Rey. Pero me temo que cuando pase el tranvía de Chiclana a Cádiz (no el de La Isla a Cádiz, que pasará antes) seguiremos con la plaza a medio hacer y unos y otros mirando la letra pequeña de los contratos para ver si ha llegado el momento de la obra pública del palacio municipal, que dé trabajo (que tanta falta hace) y nos dé confianza en que no entramos en los años y años de desastre que han sido demasiadas veces la vida local.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios