Polémica Elías Ahuja, el gaditano que da nombre al colegio mayor de Madrid con expulsados por gritos machistas

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Agravios hay y habrá

Echen millones y traspasos a paladas en las fauces independentistas catalanas, que de poco servirá

Este titular de ayer -"Sánchez ofrece más millones y más traspasos sin convencer al Gobierno catalán" (El País)- es el reflejo de un escándalo que ya casi a nadie escandaliza, porque a todo se acostumbra uno. Incluso al agravio entre lo que antes eran regiones y después fueron autonomías. Que hay dos de primera y 15 de segunda, más dos ciudades autónomas también de segunda si no de tercera, está claro. Que las dos comunidades autónomas que aspiran a ser independientes han logrado su posición de privilegio sumando polvorientos derechos históricos, terrorismo (caso vasco) y presiones lindantes con el chantaje está igualmente claro. En el caso vasco sorprende que todo el énfasis que se pone en la memoria histórica con respecto a los crímenes del franquismo, de los que nos separan entre 85 y 46 años, se convierta en amnesia histórica para con los crímenes del terrorismo vasco, cuyos últimos asesinatos se cometieron el 19 y el 30 de julio de 2009 y el 16 de marzo de 2010.

Parece que a la nueva versión de esta desigualdad y de estos agravios, cuyo origen está en los precarios equilibrios constituyentes pero que desde entonces no han hecho sino agravarse, se le llamará la "España multinivel", último invento -tras la "nación de naciones" y la "España plurinacional"- presentado en la Ponencia Marco con vistas al 40º Congreso del partido que se celebrará el próximo mes de octubre en Valencia: "Nos preocupa -se dice en ella- la amenaza del neocentralismo de quienes desprecian los logros evidentes del Estado de las Autonomías. La España multinivel moderna es la que ofrece cauces democráticos de diálogo y pacto en el marco de la ley para dar salidas a situaciones como la de Cataluña, en clave de mayor profundización del Estado de las autonomías". El objetivo es "dotar a España de una cultura federal" para "estrechar lazos" y "reforzar la cogobernanza". Que esto satisfaga a vascos y catalanes no se lo cree ni quien lo ha escrito.

Sobrado de razón ha estado Juanma Moreno al advertir, en su intervención en la Conferencia de Presidentes, que Andalucía no va a permitir "ni un agravio territorial en ninguna materia, ni en el reparto del déficit ni en el reparto de fondos". Aunque bien sabe que los hay y los habrá. Para empezar, ni él ni los otros presidentes autonómicos deberían acudir a estas Conferencias si el de Cataluña no lo hace. Sería un buen principio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios