La AZOTEA de

J.M. Sánchez / Reyes / Jmsanchezr@ Diariodecadiz.com

Adiós, padrino

La familia del cine no está bien, gracias. Ni sus espectadores tampoco. Se ha ido un actor tan español como su nombre: José Luis López Vázquez. Se ha marchado un grande, un icono del cine que yo veía de pequeño en esas tardes de invierno frente a un televisor Vanguard al que había que golpear en un lateral para que la imagen volviera en sí tras una lipotimia electrónica. Y la imagen regresaba con una Gracita Morales pronunciando "señoriiiiito" como grito de guerra de las chachas de España. Y un Alberto Closas, un Juanjo Menéndez o un Manolo Morán. Y un Antonio Garisa, un José Isbert o un Sazatornil. Y siempre López Vázquez, que a fuerza de hacer tantas películas parecía de obligado cumplimiento en aquel televisor de la infancia. Ahora, quienes lo encasillaban como perseguidor de suecas en filmes menores le lloran, le alaban. España, sin ir más lejos. Adiós, padrino. Búfalo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios