DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Adiós, Saldaña

Aquí hubo quienes apostaron por Pablo Casado y creyeron que habían ganado, pues no, están saliendo por el foro

Creí que lo superaría, el PP de Cádiz que manda Antonio Sanz, de Jerez también; no ha sido posible. Uno menos con posibilidades, mejor para los que están en la carrera. Hay una guardia pretoriana hecha con inteligencia y perseverancia, una tupida red de clientes políticos del uno al otro confín de la provincia, Andalucía, España y la Humanidad; sólo así se entiende la absoluta puerta giratoria del hombre fuerte de toda la vida por aquí. Me voy pero me quedo, dijo un poeta. Es que empezaban a ver a Saldaña como el futuro popular, decían que era un hombre de cultura, preparado, de lo mejor. Pues eso, era, ya no lo es. A los efectos oportunos. La circunstancialidad de los hechos que han posibilitado el lanzamiento por la ventana del ya ex-dirigente popular son una copa de más y no haber pedido un taxi. De no haberse aventurado a navegar con su coche con las consecuencias conocidas, ahí seguiría siendo el hombre preparado, político, de cultura, el futuro del PP provincial y de Jerez. Quedan diez años más de Antonio Sanz y sus Ana Mestre y Romaní, los que no se conocen, están en el banquillo deseando salir a la cancha. Salvo que un día conduzcan con una copa de más, tengan un incidente, lleguen los policías, le midan el índice de alcohol y digan que lo ha duplicado, triplicado, o más. Alguien, aunque no quiera hacerlo, ordenará redactar un comunicado como el que leímos ayer. O sea, Cádiz le pide la dimisión y, casi al mismo tiempo, las direcciones regional y nacional, oído cocina, respaldan a los gaditanos. Muy fuerte. Saldaña, adiós, que te vaya bonito.

Lo bueno de esto es que dentro de un mes ya nadie se acuerda de que Saldaña era un buen político, un hombre de cultura, etcétera. El adiós, Saldaña, adiós será como una nube deshilachada, la estela del avión que ha salido de La Parra con destino a sus asuntos particulares.

¿Dura la política? Uf, durísima. Aquí hubo quienes apostaron por Pablo Casado y creyeron que habían ganado también ellos, pues no, uno a uno están saliendo por el foro, por achique de espacios o por achique indebido más conducción imprudente, como es el caso. Algunos se ven llegar, vienen de lejos, están callados y sonrientes en la última fila pero como si lo supiesen, que es cuestión de tiempo y, ya lo saben también, no tomar una copa de más y coger el coche. Se busca candidato en Jerez para ganar a Mamen Sánchez y Juanma Moreno coge un poquito de aire en la batalla. Lo que tiene consecuencias, ya se sabe.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios