Análisis

José Antonio Ortega Romero

Me voy a Cádiz

Leíamos hace unos días en una noticia del Ayuntamiento la afirmación de que "El Puerto está en la senda de recuperar lo que fue en los años 80". Este titular claramente valorativo, el cual tuvieron que rectificar para atribuirlo a palabras del alcalde y no como un hecho, contrasta con la situación que muestran algunos datos, ausentes por cierto en dicha comunicación municipal.

Para entender bien el contexto, creo que debemos partir de una premisa: la provincia de Cádiz vive un boom de atracción de visitantes, gracias a una evidente mejora de la imagen de la provincia y un mayor conocimiento de lo que puede ofrecer en términos de patrimonio, gastronomía, ocio y entorno natural.

En el día a día de muchos andaluces en Madrid vemos como Cádiz está de moda, tendencia que se ratifica en la importante cuota de voz que la provincia está ganando en medios de comunicación y líderes de opinión digitales.

Según mi criterio, aquí está el "quid de la cuestión". Es obvio que las calles de El Puerto han mantenido un buen nivel de visitantes, con los consecuentes beneficios para los hosteleros. Además, la oferta cultural y de ocio de El Puerto ha sido interesante, que no sobresaliente, en diferentes aspectos. Sin embargo, ¿qué parte del pastel nos comemos de la ola positiva que vive la provincia, la cual se afianza como el segundo destino turístico andaluz después de Málaga?

Según HORECA, la provincia termina agosto con un 92,3% de ocupación hotelera. Este dato se suma al de julio, que experimentó una subida de más de 7 puntos. En turismo rural, Cádiz también ha sido la provincia andaluza con mayor demanda. A estos datos les acompaña el récord de contrataciones este verano, con una subida de casi un 25% en comparación con 5 años antes.

Ante estas cifras provinciales, ¿la situación de El Puerto está a la altura del espectacular desarrollo de la provincia? Este mismo análisis muestra que El Puerto es una de las ciudades con peor dato de ocupación hotelera en agosto (85,2%), perdiendo más de cuatro puntos respecto a 2017. Una situación que contrasta por ejemplo con Arcos, que sube 12 puntos, o Tarifa, municipio gaditano con una mayor ocupación en agosto (98,3%).

Las redes sociales también son un buen indicador turístico. El auge de Cádiz queda, una vez más, patente en Instagram, con casi dos millones de menciones al hashtag #Cádiz. El Puerto solo alcanza unas 150.000 menciones, muy lejos de las 700.000 de Tarifa o las 300.000 de Conil. Incluso Sanlúcar está por encima de El Puerto.

La atracción de turismo conlleva múltiples variables, algunas de ellas no achacables a la labor municipal. La recuperación de la que tanto habla el gobierno debe ser un trabajo de todos, potenciando la creatividad y la originalidad en la oferta para competir con otras ciudades que están liderando el crecimiento turístico en los últimos años.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios