Crónica de San Juan de Dios

Melchor Mateo

mmateo@diariodecadiz.com

La vía cerrada de Teófila Martínez

La presidenta de la APBC niega de manera categórica una posible candidatura a la Alcaldía

Teófila Martínez en un acto de la pasada Semana Santa con el alcalde José María González en primer plano.

Teófila Martínez en un acto de la pasada Semana Santa con el alcalde José María González en primer plano. / Julio González

Teófila Martínez negó de manera categórica hace unos días en una entrevista con el periodista Fernando Santiago que pueda ser la candidata a la Alcaldía de Cádiz para el año 2023, un rumor que se ha extendido por la ciudad que responde más a un deseo de algunos que de una realidad propiamente dicha: “Mi tiempo ya pasó” dijo entonces a la vez que anunciaba a los contrarios políticos que ella no iba a ser la rival para el año 2023.

Teófila Martínez sigue reuniendo el anhelo de los nostálgicos de una etapa que consideraron brillante durante 20 años sin llegar a ver que su salida no fue voluntaria, sino que tras todo ese tiempo, del desgaste y de unas circunstancias en el entorno propicias para ello, hizo que tuviera que salir de la Alcaldía pese a ser la formación que más votos salió. La propia Teófila Martínez ha sido la que le ha puesto cordura a ese chascarrillo que ha crecido de manera exponencial en Cádiz.

La ex alcaldesa se encuentra ahora en su tercera edad de la política como presidenta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz en un puesto en el que sigue gestionando y en el que tiene una cierta incidencia urbanística, sobre todo con la integración muelle-ciudad y sin tener el desgaste diario de la gestión al frente de la capital gaditana recibiendo las innumerables demandas de cada uno de los vecinos.

"Es el tiempo de Juancho Ortiz" dijo para lanzar balones fuera del que aseveró que lo está haciendo muy bien, pero sin llegar a especificar de una manera clara si va a ser el candidato para el año 2023. Ortiz es un hombre llamado de entre guerras, de transición entre el teofilato del que formó parte y del que fue uno de sus puntales, y la nueva hornada que ha incorporado el partido con Cossi y compañía.

Le ha tocado pilotar la nave en un momento de zozobra para su partido desde el punto de vista electoral y con un Kichi en la cresta de la ola.

La pérdida de peso del grupo a nivel de concejales, un PSOE menos combativo y no tan escorado hacia los otros partidos de la oposición como en el anterior mandato y un grupo municipal con concejales que no han estado criados en la continua estopa continua han hecho que Kichi haya tenido un mandato mucho más plácido y cómodo que el anterior, donde tenía el aliento y las pasaba canutas para sacar cualquier política adelante.

El futuro está sin escribir y el baile de candidaturas para las elecciones municipales de 2023 empezará a aclararse a lo largo de este año. El PP, que ha cambiado también a nivel provincial con un Bruno García que inició su carrera política en el teofilato, debe tomar la decisión de a quién le pone cara a ese cabeza de cartel. Si decide por el continuismo de Juancho Ortiz (si éste está por la labor de mantenerse) o reafirmar que era ese hombre de transición y dar un volantazo que trate de recuperar la Alcaldía en un momento en el que parece que el viento a nivel nacional empieza a virar de manera muy leve y tenue. En esta ecuación también es importante saber si Kichi será de nuevo cabeza de lista o, si cumple con lo dicho al inicio de entrar en política, se marcha tras ocho años en la Alcaldía.

Los primeros que empezarán a posicionarse son los del PSOE, que a mediados de enero tienen que elegir a su nuevo líder local que sustituya a Fran González como secretario general. Lo que salga de ahí y a la espera de conocer las candidaturas, se puede ver un poco por dónde pueden ir los tiros de cara a la candidatura a la Alcaldía, para la cual también tendría que celebrarse unas primarias internas dentro de unos meses.

Ciudadanos tendrá que encontrar también a la persona que defienda la nave que va a la deriva política desde las últimas elecciones generales.

En Cádiz habrá que ver de qué manera afecta la derivada de Vox, que aquí siempre ha encontrado resistencias para que se le compre su discurso, pero que podría tener por primera vez presencia en San Juan de Dios.

Punto y aparte será ver cómo se soluciona el batiburrillo de siglas y formaciones que están a la izquierda del PSOE con Adelante Cádiz, Izquierda Unida y Podemos entre otros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios