La validez de lo público

¿Alguien duda si podríamos salir de esta crisis sin un sistema sanitario público, gratuito y universal?

Es una crisis distinta. Y probablemente de peores consecuencias que las anteriores, o la anterior, de 2008 de la que todavía no la habíamos superado. Pero en ésta lo que más juega es la salud, la vida, de miles de personas y ante esto no hay nada peor.

Pero de las crisis siempre se saca algo positivo, si se me permite denominarlo así, pero es cierto. Esta pandemia está sacando lo mejor de los ciudadanos. Está demostrando el alto grado de solidaridad y de comprensión que tienen las personas ante una situación de emergencia. Las desgracias sacan lo mejor de una sociedad. Los aplausos que se repiten todos los días a lo largo de la geografía española no van dedicados solamente a los profesionales de la sanidad pública. Estos aplausos llevan también un emocionado abrazo de unidad para todo un pueblo que ha hecho piña para salir lo mejor posible de esta maldita guerra del COVID-19.

Aquí no hay colores políticos, ni colores de piel, ni colores de religión, ni colores de pueblos, esto hay que sacarlo todos juntos y así lo estamos entendiendo la gran mayoría de los españoles. Pero esta pandemia está poniendo en duda todo lo establecido. Desde la eficacia de la globalización hasta la validez de la política de la Unión Europea. De lo que estamos seguro es de que habrá cambios importantes cuando se salga de esta crisis mundial. Y uno de los cambios que se puede producir es la percepción que tenían los españoles sobre lo público.

Lo público en nuestro país siempre está en discusión. Todo funciona bien si no es público. Tiramos los impuestos para mantener a los trabajadores públicos, es lo que se dice. Pues bien, esta crisis está demostrando lo importante que es pagar los impuestos para mantener un servicio público que de respuestas importantes cuando se necesita. 

Basta con hacernos la siguiente pregunta: ¿Alguien puede dudar de cómo saldríamos de esta crisis sin un sistema sanitario público, gratuito y universal? Sinceramente, no lo vemos. Pero no solamente es la sanidad, son las fuerzas de seguridad, las fuerzas armadas, los maestros, las demás administraciones, todos junto a los ciudadanos que están trabajando para dar un servicio público privado, merecen todo nuestro agradecimiento y respeto por su labor.

Por consiguiente, creo que esta crisis cambiará la opinión de los ciudadanos para con la función pública. Pero la política también necesita de nuestra comprensión. La política también sufre cambios. Lo de hoy quizás no valga para mañana. Esta desconocida infección se mueve de una manera endiablada y las soluciones de hoy se quedan cortas para mañana. Se está haciendo lo imposible para evitar las desgracias de la anterior. Se han creados medidas para no dejar a nadie fuera del sistema, atender a los mas vulnerables, que nadie se quede sin recursos. Todos tenemos que ser iguales en estos momentos. Las medidas que se están tomando desde nuestro gobierno local son acertadas y deben de ir en la misma línea, que nadie quede en el olvido, ni los empresarios. Solidaridad y salud para todos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios