Torre Alta

La segunda descentralización de España

Los medios nacionales han destacado como los políticos alemanes, la misma noche electoral antes de conocer los resultados, mantuvieron un debate sobre las posibles coaliciones de gobierno que dejarían los comicios. Esto es imposible en un país como el nuestro, en el que hacer un debate electoral se convierte en todo un acontecimiento extraordinario. Nosotros hemos convertido la política en un teatro, el Parlamento, un espectáculo circense, en el que los titulares de impacto han sustituido al debate político. Pero hay otra forma de hacer política. Hay otra política distinta, la que se ocupa de mejorar la vida de los ciudadanos.

Miren ustedes, el pasado viernes estuve por la mañana escuchando un magnífico discurso: culto, reflexivo, de altura política y con mucho conocimiento de lo que estaba desarrollando. Me refiero a la conferencia que el alcalde de Vigo y presidente de la FEMP, Abel Caballero, disertó en el Teatro de Las Cortes con motivo del 24 de Septiembre. Un político con un gran curriculum tanto personal como político, conocedor del municipalismo y de la política. Por la tarde asistí a un encuentro entre Felipe González y el periodista Augusto Delkáder. Miren, no tiene color con lo que se lleva ahora tanto en la política como también en el periodismo. Como está la cosa que hasta la presidenta del Congreso ha tenido que pedirle respeto y educación a los señores diputados.

Pero me quiero referir a la conferencia de Abel Caballero en un acto institucional que toda ciudad, y la nuestra también, se debería sentir orgullosa de celebrar. Se refería el alcalde de Vigo a la necesaria reforma de la política municipal, a la poca presencia que tienen los municipios en los organismos públicos. Comentaba yo estas semanas anteriores de las reformas que tiene pendiente nuestro país después de la Transición. Y de la reforma municipal se lleva tiempo hablando pero nunca llega a colarse entre las prioridades políticas. Decía, y bien Abel Caballero, que nuestra Constitución fue muy pobre con los ayuntamientos, haciendo una comparación con la Constitución de 1812 cuyo Titulo VI- capitulo 1, otorgaba más competencia municipal que la actual.

Siempre se dice que los municipios son la administración más cercana a los ciudadanos. Sin embargo la realidad es muy distinta. Los ayuntamientos vienen realizando políticas dejadas de otras administraciones, pero sin competencias alguna ni financiación de las mismas. Hoy los ayuntamientos no pueden seguir haciendo las políticas del siglo pasado. Los ciudadanos tenemos otras necesidades, reclamamos más y mejores servicios públicos. Los ciudadanos exigimos a nuestros alcaldes y alcaldesas soluciones a problemas no competenciales de los ayuntamientos. Demandamos soluciones en sanidad, pedimos mejoras en las playas, en turismo, la economía, la pandemia y políticas sociales, donde los ayuntamientos no tienen presencialidad. Como pide Abel Caballero, un cambio absoluto en la política municipal para "situar a las entidades locales en el lugar que ocupa en la realidad del siglo XXI". La segunda descentralización de España.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios