Análisis

Antonio Ortega Rojas

¿Es la solución el Peprichye?

Si planteamos la necesidad de solucionar algo, es evidente que nos encontramos ante una encrucijada que precisa el análisis para encontrar el origen del problema. Es muy importante, no confundir parámetros que nos llevarían a la solución equivocada. Viene esto a colación por la creación de la Mesa Profesional del Comercio, que tendrá como objetivo plantear alternativas a la problemática situación de los comerciantes de El Puerto de Santa María. Doce miembros titulares y otros tantos suplentes, conformarán el “órgano de trabajo directo, consultivo, con los objetivos de aportar ideas y asesorar al Consejo Local y a la Concejalía de Comercio”.

En dicho contexto, tiene especial relevancia la postergada redacción y aprobación (¡tras veinticinco años de espera!) del Peprichye, que tenía por objetivo “crear las condiciones necesarias para la habitabilidad del Centro Histórico”. Y subrayado como el origen del cierre continuado, a lo largo del esos cinco lustros, de la mayor parte de los comercios tradicionales y emblemáticos de nuestra Ciudad. Esa es la razón esgrimida en muchos foros que tienen responsabilidades o intereses directos en el tema.

Antes de la constitución y comienzo de los trabajos de la Mesa citada, la noticia que trasciende es el conflicto entre los agentes implicados y el Ayuntamiento, por no haber convocado a una plataforma ciudadana, integrada mayoritariamente por comerciantes, por no tener la consideración de asociación. El Peprichye no será la solución pues cuando, por fin, estuviere en vigor, los plazos para poner en marcha y conseguir la re-habitación y rehabilitación del Centro Histórico, seguirán siendo muy amplios. Y los que lo re-habiten, se guiarán por pautas de consumo y canales de compra, que están muy lejos de los sistemas de venta actuales en los que el uso de las nuevas tecnologías tienen un papel importante.

La solución, en mi criterio, podría venir, desde las ideas que supongan emprender un proyecto comercial viable mediante la creación de empresas, sin importar su tamaño, prestando atención preferente a la formación, permanentemente actualizada, de sus equipos gestores. (E.García Máiquez, 2014).

La Mesa Profesional del Comercio, encontrará ideas útiles consultando las páginas 114, 115 y 116 del Plan Director de El Puerto 2015-2022. En ellas se refleja la “línea estratégica para incentivar la renovación y competitividad del comercio local”. Con sus “objetivos, propuestas de actuación, principales problemas y dificultades, indicadores y agentes implicados”.

Un mensaje final al Ayuntamiento -Equipo de Gobierno y funcionarios que les afecte-: la puesta en marcha de una idea emprendedora –empresa comercial o productiva- necesita la colaboración de las administraciones en todos sus niveles. Agilizar su puesta en marcha, acortando los plazos de los distintos trámites, para que se convierta en una unidad de negocio rentable. Cada día de retraso es una pérdida que significa un lastre que condiciona su apertura y también su viabilidad.

“El mundo como lo hemos creado es un proceso de nuestro pensamiento. No puede ser cambiado sin cambiar nuestro pensamiento.” (Einstein). Por todo ello, si el Peprichye se considerara la solución al problema cuya superación se pretende, habría que innovar, cambiar la mentalidad y denunciar las responsabilidades de los que han hecho fracasar tantas iniciativas empresariales, con su ineficiencia o actuaciones en las que, sin duda, primaron conflictos partidistas, por encima del interés general de El Puerto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios