No hay enfermedad más triste que la soledad. Y esto lo vemos los boticarios con mucha frecuencia en la Farmacia. Llega un anciano o anciana, que no tiene a nadie con él o ella y una cara curtida por el dolor psíquico. Más que medicamentos lo que quieren y desean es un poco de palique, un hablar con alguien, un comunicarse con otra persona, un entablar conversación y saber que no está solo en el mundo. Infinidad de temas…a una mujer por ejemplo "¿has puesto ya el puchero? ¿has pelado la pava hoy? "O "el pelo blanco está de moda"… Y a él "¿le has dado ya agua a las yeguas? ""¿Quieres una zoleta o una vinaera? "¿Fuiste anoche a la discoteca? "¿Cuantas novias tienes? …..

Y si tiene familia, más o menos, les dejan solos y en todo caso una llamada de teléfono de vez en cuando. Es ley de vida…sí. También es ley aquello que dicen "lo que hagas con tus mayores, tus hijos harán contigo" Mas no se trata de toma y daca, se trata de tener corazón. Tiene el viejo sus soledad, su tristeza, mas no desea mal a nadie ni siquiera a sus hijos o nietos que le han olvidado. En su amargura es muy corriente la frase "Aquí estoy hasta que Dios quiera" o "quiero irme ya, que tengo ya todos los papeles listos" Y comentarios más profundos y trágicos en la soledad de la conversación en la botica "mire Vd., yo no puedo vivir mas ¿por qué tengo que estar vivo, si ya he hecho todas las milis del mundo entero?

La mejor medicina no es darle Enalapril para la tensión, ni tila para dormir, ni Omeprazol para el estómago, ni ácido acetil salicílico para el corazón. Es charlar un ratito con el o con ella. Y hasta contarle un chiste. Y recomendarle pasear, tomarse una copa de buen vino tinto todas las noches, jugar al tute, ver la tele….y hasta echarse una novia o novio ¿por qué no? Si todavía eres una mocita o un tío joven. Se ríe y se va, ¡ojalá fuera así! Porque desgraciadamente no tenemos en las estantería un jarabe para la alegría, ni de calmante para el dolor del alma.

Hay campañas y ONG para los negritos, para los inmigrantes, para los sin techo,…. ¿Y no hay nada para el vecino de arriba que esta mas solo que la una? Y no hay nada para la abuelita que se roe las entrañas en su sillita de siempre contando las horas para que Dios venga por ella. ¡Puta vida! Me dijo una vez un amigo que se pasa los días con sus muletas y su gorra encasquetá y diciendo "¡ que jarto estoy desta via!

P/D Amigo o amiga lector en tus manos está…. Por mi parte quisiera tener el jarabe Alegreosan. Cuyo prospecto diría, Prescripción. Cuando se tenga depresión, angustia, desasosiego, tristeza o similar. Dosis: una cucharada tres veces al día. No sobrepasar la dosis, puede ocasionar que Vd. salga cantando ese toro enamorado de la Luna ó Macarena tiene un novio que se llama Victorino. Y hasta darle abrazos a las farolas...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios