Análisis

montiel de arnáiz

Yo, puta

Es que negociar un convenio colectivo de la prostitución puede ser complicadísimo

Buenos días, venía a darme de alta. Claro, siéntese. ¿En qué epígrafe? En el de prostituta. ¿Cómo dice? ¿No ha aprobado el Gobierno un Real Decreto para poder sindicarse como prostituta o algo así? Sí, pero luego han dado marcha atrás. Muy apropiado, eso de la marcha atrás. Oiga, ¿y por qué? Pues resulta que una directora general se ha precipitado y la ministra ha dicho que... ¿La ministra es esa mujer con pinta de monja? Sí, esa misma. A mí me recuerda a Magdalena Álvarez, pero en feminista. Ya, bueno. En fin, que ha dicho que de sindicato de putas nada. Pero oiga, yo lo que quiero es darme de alta, ya veremos luego si ejerzo. ¿No hay un epígrafe de meretrices? Espere, voy a consultarlo, un momento. No, qué va. Lo más cerca que hay es el 839, que es el de masajista. Hombre, si usted lo piensa, en realidad una prostituta… ¿Qué insinúa usted? ¿Mi esposa es quiromasajista! ¿Y está dada de alta en ese epígrafe? No, ella está en el 841: el de los naturópatas, acupuntores y otros profesionales parasanitarios. Qué cosas. Sí, ya le digo.

Pues es una lástima, ¿me oye? La cantidad de gente presuntamente en paro que iba a empezar a cotizar: la tasa de desempleo bajaría al pilón. ¿Y se sabe cuántas prostitutas hay en España? Pues no, mire usted. Eso debería publicarlo el CIS, ¿verdad? Yo creo que el problema son los proxenetas. ¿Esos quiénes son? Lo que siempre se han llamado "los chulos", los que cobran, vamos. ¿Por qué? ¿Por ser mala gente, esclavistas o algo así? No, qué va. El problema es que si se crea un sindicato de putas ello implica que serán consideradas trabajadoras y por tanto, salvo la que esté dada de alta como autónoma y se ofrezca a sí misma, habrá de estar a cargo de un empresario, o sea, el proxeneta. ¿Y usted cree que al chulo ese lo admitirán en la patronal? Hombre, seguro que sí. Aparte, la prostitución es el oficio más antiguo del mundo, la inspección de trabajo se puede poner las botas dando el alta retroactiva a trabajadoras y empresarios desde el comienzo de la relación laboral. ¿Y a los prostitutos no? ¿Cómo dice? Que también hay putos, que yo conozco uno, un vecino de mi hermana, que se ha pagado los estudios de medicina paseando viejecitas y cenando con señores mayores con bigote y rúcula. ¿Rúcula? Claro, unas veces cenaban rúcula y otras bigote, no sé si me explico. Ah, pues sí.

Total, que no lo entiendo, yo es que soy y me siento puta, la verdad, había visto el cielo abierto. Comprendo, sí. El problema quizás haya sido el convenio colectivo. Puede ser. Es que negociar un convenio colectivo de la prostitución puede ser complicadísimo. Iban a acuñarse neologismos jurídicos, a buen seguro. No se puede fiar uno de los políticos. Sí, valientes hijos de puta. E hijas. Ya le digo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios