El lunes desescalando según el gobierno, bajando según nosotros, en una mesa solitaria y alejada nos reunimos los desconfinados según el gobierno, palabra que no me gusta por sus acepciones: recluir es encierro o prisión y desterrar que es pena que consiste en mandarte al…como penados. A Rodríguez Pájaro al que han multado sin mascarilla, le parece todo una herejía para con el pueblo. Nosotros preferimos decir libertar, porque vemos la libertad tan menguada que nos da miedo. (La mayoría somos provectos y no proyectos). Asistimos el profesor Vázquez Bermúdez, Santos Malo, Rodríguez Pájaro, el pintor Ignacio de Salas, Melchor Ramos Alba, Fernández Dramón, en representación de sí mismo y Sisita Menéndez.

Sisita defiende a Rodríguez Pájaro. Alude al artículo seis del Código Civil, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Y, como defensa argumenta que no viene en El libro, único y amorfo que lee Rodríguez Pájaro. Les digo que la letrada de las cuatro tertulias es Verónica Muñoz, de la Nueva Bahía y que habrá que consultarla.

Todos se quejan de la privación de libertad y del miedo. Todos quieren acosar a preguntas al Juan Carlos Carrillo, que ha estado trabajando todo el largo tiempo del encierro. Melchor se queja de la pérdida de todo lo sembrado en Conil. Igual que Rafael Muñoz. Le pregunto a Rodríguez Pájaro por su reclusión mayor, porque e s viejo. Duarte, la política no vale una mierda. Pepe, repórtate, no todos somos bárbaros. Sí, oé, multa hasta por respirar. Yo oigo y me callo. Soy un oyente respetuoso y silencioso. No les digo que creo que cada palabra, cada adjetivo, cada sustantivo, cada signo de puntuación que aparece en la prensa, está revisado para no molestar al gobierno, a los anunciantes y a los accionistas. Hay que moderar las palabras y atemperar los pensamientos. Al menos los intelectuales no confiscados por las ideas.

Qué magnífico talante el tuyo, me escopetea Sisita. Qué afán, que mando, que dominio de la tertulia. ¿Pero qué te crees? ¿Salvador de alguien?. No, soy un simple opinante. Los cargos los ostentáis los demás. Si no puedo opinar sin ataques ni insultos, me callo, pero estamos roídos por el cáncer más metastásico que hay, la incultura. Sois peor que el Concilio de Trento, afirma en mi apoyo el Vázquez. No os guardo rencor, palabra, pero la epidemia está poniendo los sistemas en un nivel de tensión que nunca habíamos visto.

No creo que sea tanto, dice Sisita que no abandona intervención. Es que te has vuelto intransigente. No, Sisi, mira, creo que al igual que en la pandemia, el que la vacuna exista no quiere decir que esté disponible, porque llevamos cinco semanas de encierro aislado y encierro sin aislar. Ah. Respiro. No perciben que mi onirismo cainita les esté respondiendo con frases del Dr. Simón. No caen. No perciben. Miro a la calle. El amanecer es como el ocaso de una fundición de acero. Cómo charcos voltaicos en el aire. Alguien le dice a Rodríguez Pajaro si él se cree un profeta. Vete al…yo no he profanao ná. Así está el hipomundo de la ciudad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios