Seguro que a estas alturas usted ya sabe que la gala de los MTV EMA Awards 2019 se celebra en Sevilla. Seguro que está al tanto de que Green Day actuará en un concierto único en nuestro país junto a otros grupos musicales como The Struts. Un macroencuentro con la Plaza de España como epicentro cultural, que reunirá a miles de personas que disfrutarán de esta antesala, que se celebra el próximo día 2 de noviembre.

Sevilla se ha convertido en los últimos años en sede de varios encuentros importantes en la agenda cultural nacional. El pasado año ya albergó la trigesimocuarta edición de la gala de los Goya, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes). Entonces ya se empezó a vislumbrar el nivel de postureo periodístico de esta querida ciudad: invicta, mariana y aprovechada. En aquel momento compañeros que durante el resto del año cubren informaciones relacionadas con las alfombras rojas de todo el mundo (ya saben, el tan querido y respetado periodismo de moda) se quedaron fuera del evento. En su lugar, respetuosos líderes de la información política, local o económica recogieron la batuta cedida cual derecho divino de las letras y la intelectualidad. ¡Faltaría más! Mientras unos disfrutaban del lío de micrófonos, prisas, famoseo, otros se quedaban en sus casas pensando: otra vez será.

Pero las otras veces siempre llegan. En un año en el que Sevillla se afana por abrirse al mundo, explotando al fin su gran potencial, era complicado que no volviera a pasar. Y como las oscuras golondrinas becquerianas, el retorno. El jaleo de entradas, el juego de las sillas, los favores de salón, el correteo, el despacheo. El descaro, en definitiva. La falta de respeto a compañeros que durante todo el año cargan con el estigma vergonzoso del periodismo que no se lee (aunque se lea, según las estadísticas). El empujón bochornoso a quién sigilosamente se aparta de la batalla de las acreditaciones y ya se ve un sábado por la noche cualquiera viendo la gala desde la televisión de su casa. La vergüenza de quién sabiéndose ajeno ocupa los primeros puestos como si nada. Mientras los que se caen del plan siguen tecleando día día engrosando la información diaria para que los ciudadanos no se pierdan nada. Esto es así y ni pizca de esperanza para que cambie. Bienvenidos a la gran Sevilla, la ciudad del postureo y también de la falta de cordura.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios