Pasan los días y la guerra en Ucrania continúa. Nos llegan imágenes terribles de muerte, de destrucción, de exilio, sin que la cruel agresión de Rusia a Ucrania parezca tener un próximo fin. Ni la mesa de diálogo entre los dos países, ni los intentos de mediación, logran detener el conflicto. Mientras tanto, el mundo continúa rodando. Grande ha sido la solidaridad con el pueblo ucraniano, pero también es grande el riesgo de adaptarnos a convivir con esa guerra, como lo hemos hecho con otras muchas que hay en la actualidad.

¿Qué podemos hacer? Yo creo que, antes que nada, debemos ver qué está pasando y por qué; y tratar de poner remedio a tantos males.

Una vez más, el Papa Francisco nos ayuda con sus palabras y sus actos a hacer frente a la realidad. El pasado viernes 25 de marzo rezó por Rusia y Ucrania, consagrando esos países a María. Recordemos algunas de sus palabras.

Hemos olvidado, dijo, los millones de muertos en las guerras mundiales del siglo XX y desatendido nuestros compromisos como Comunidad de Naciones. Hemos traicionado "los sueños de paz de los pueblos y las esperanzas de los jóvenes. Nos hemos enfermado de avidez, nos hemos encerrado en intereses nacionalistas, nos hemos dejado endurecer por la indiferencia y paralizar por el egoísmo".

Ante este panorama pide el Papa la intervención de María, como en Caná cuando se acabó el vino en aquellas bodas, porque "hoy hemos terminado el vino de la esperanza, se ha desvanecido la alegría, se ha aguado la fraternidad. Hemos perdido la humanidad, hemos estropeado la paz".

"Por eso, Madre de Dios y nuestra, encomendamos y consagramos a tu Corazón Inmaculado nuestras personas, la Iglesia y la humanidad entera, de manera especial Rusia y Ucrania. Confiamos que por medio de tu Corazón, la paz llegará".

Los creyentes nos unimos a esta oración. Quien no participe de esa fe religiosa que desee la paz en el fondo de su corazón. Y que todos, con nuestra vida, seamos constructores de paz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios