Análisis

antonio morillo crespo

Las pateras

De nuevo en la playa, de nuevo el mar, la sombrilla y disfrutar del verano. Pero también se encuentra uno con el muchacho negro cargado de telas de colores recorriendo fatigoso las arenas, como si fueran las dunas allá olvidadas de sus desiertos africanos, en espera de que alguien se le mueva el alma y le reporte aunque sea la comida del día. Y eso te evoca, te recuerda, los miles de africanos, que sobre todo ahora, cruzan el Estrecho y vienen a parar a nuestras costas…. Pregunto a un chaval y me dice que es de Senegal y que se llama Pam o algo así y sonríe simplemente porque hablo con él.

Cara A.- Pateras y pateras hacinadas de hombres, mujeres y niños que huyen de la miseria, de la esclavitud y de los dictadores. Venden lo que tienen en su pueblo y se entregan a las mafias marroquíes que les suministran la patera y el potente motor a precio desorbitado. Yo me pienso el negocio tan tremendo con estas fatídicas pateras …. Un drama familiar tremendo que sumado a otros miles, impulsan a sus dolientes a huir buscando refugio, pan y techo a miles de kilómetros de donde nacieron.

Cara B.- Al igual que en la prehistoria, al igual que con los benimerines y con los almohades y con tantos aluviones de africanos que en siglos cruzaron el Estrecho buscando clima, seguridad y prosperidad, nuestras costas se ven ahora abarrotadas de inmigrantes y más de 50.000 subsaharianos que, dicen, esperan en Marruecos, mas cientos de miles en otros puntos norteafricanos, para dar el salto…y hasta en su desesperación 600 inmigrantes saltan las vallas en Ceuta atacando ya con cal viva y gases a nuestros policías.

La culpa es del otro gobierno. El barco Aquarius no tuvo efecto llamada, venia de turismo. Europa se lava las manos. Y San Roque. Algeciras, Tarifa…. nuestros pueblos hasta los topes de inmigrantes negros. (llamo negros, con el máximo respeto) El único que es efectivo y además callado es el viento de levante, que por unos días anula las pateras.

P/D Para eso tenemos un gobierno y unos políticos, una Hacienda, unos Presupuestos, unas ONG, para eso una Armada y una Policía. Y estamos en una Europa unida que debe ser solidaria. Pero también tenemos una conciencia y un deber de humanidad porque, por muy negros que sean, son tan seres humanos como nosotros. En definitiva un problema tan grande pero …… no podemos volver a la batalla de la Janda (por cierto erróneamente llamada de Guadalete) pero tampoco dejarnos invadir por Tarik, Muza y Aben Yacob.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios