Análisis

José guerrero 'yuyu'

A 19 partidos del sueño

Tiene un tremendo mérito que a mitad de temporada el Cádiz esté con 24 puntos

Al Cádiz le falta equilibrio, no hay duda. Si defiende con orden le cuesta marcar y si marca le meten dos, tres o cuatro. Dicen que la historia, como la morcilla, se repite. Y así fue. Y mira que empezó todo de cara, con el gol de Perea ante el Levante a los cuatro minutos. Y mira que se metieron dos goles librándose de la dependencia Negredo - Lozano. Pero ni por esas. Al equipo le cuesta la misma vida arrancar un punto, pese a dar todo lo que tiene. Así lo asegura Cervera en sala de prensa. Y tiene toda la razón del mundo. No es un problema de falta de compromiso ni de entrega de los jugadores. No es un problema táctico. Es que lo que hay es que lo que hay y con esos ingredientes hay que cocinar.

Y por eso tiene un tremendo mérito que a mitad de temporada el Cádiz esté con 24 puntos y en la novena posición. Y el sueño podía haber sido mejor, si el VAR hubiera sido justo con el equipo en momentos clave y si el equipo hubiese sabido amarrar algunos otros puntos, como los de Valencia. Pero eso es hablar por hablar. Ahora mismo hay que estar contentos, muy contentos, y a esperar que el mercado invernal nos traiga alguna agradable sorpresa que mejore lo que hay. De momento, ha llegado Saponjic, para ver si su suma al binomio goleador y veremos si hay alguna otra sorpresa, que de momento tenemos menos llegadas que el aeropuerto de Castellón. Y entre dudas de los que se irán o no, la lista para el partido de hoy deja algunas pistas. Puede que sorprenda, como dato principal, la ausencia de Álvaro Giménez, que no parecía uno de los candidatos a cambiar de aires, pero es cierto que el delantero no está aportando lo que se espera de él (como tampoco Malbasic) y quizás sea una señal de que hay que ponerse las pilas incluso para ser suplente. Cervera ya acabó enfadado con algunos tras el partido ante el Girona. Uno de los problemas de esta Cádiz que ahora se están dejando ver fue la famosa cesión con compra obligatoria de determinados jugadores, que sirvieron para lo que sirvieron, pero que ahora el club se ha tenido que comer con papas. Eso está lastrando al equipo y a los refuerzos, y da la sensación de que el entrador cadista quisiera hablar más de lo que habla pero se muerde la lengua para no provocar un tsunami que no favorecería a nadie. Pero la procesión va por dentro, seguro.

Y ahora, en lo deportivo, nos llegan varios partidos seguidos que tienen tela de guasa. Empezando por el de esta tarde. El Sevilla no está fino, cierto, pero si lo está es para echarse a temblar. Luego el Atlético de Madrid, que apesta a campeón de liga ante la caraja generalizada de Madrid y Barcelona. Luego la Real Sociedad, un Athletic de Bilbao venido arriba con Marcelino y, para acabar, un Barcelona que casi parece el más asequible de todos. Así que en estas cinco jornadas, cualquier punto será bueno, pero si se agarra algún partido de tres mejor que mejor. Lo bueno es que nos quitamos lo gordo al inicio de la segunda vuelta y nos queda mucho margen para soñar. Vamos allá.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios