Puertas abiertas Cómo visitar la Base de Rota, el Instituto Hidrográfico y el Observatorio

Análisis

josé Martínez Olmos

La pandemia en la India

Ahora sólo cabe la ayuda de emergencia y el apoyo solidario de modo coordinado

Estos días estamos asistiendo a un auténtico desastre sanitario en la India como consecuencia de la enorme incidencia de la pandemia Covid-19 en este país, que está haciendo estragos en el conjunto de la población. La situación es dramática. Centenares de miles de casos nuevos cada día ocurren en un contexto de pobreza y de ausencia de recursos asistenciales por parte de la sanidad india.

Faltan recursos básicos como el oxígeno medicinal, equipamientos para cuidados intensivos y profesionales sanitarios. El número de fallecidos supera los tres mil diarios. La situación es, por tanto, dantesca. La aparición de una nueva variante del coronavirus conocida como variante india, amenaza su extensión en otros países del mundo.

Ante esta situación, la Organización Mundial de la Salud y la comunidad internacional han respondido con una ayuda urgente para tratar de paliar los efectos que estamos viendo en el día día de este país; desgraciadamente se pone de manifiesto la debilidad del conjunto de países con menos desarrollo ante la Covid-19.

Se hace evidente la importancia de disponer de un buen sistema sanitario, de recursos asistenciales para afrontar los daños y con profesionales adecuados tanto en número como en cualificación. También, se destaca la importancia de disponer de servicios de salud pública capaces de hacer una adecuada vigilancia epidemiológica, un diagnóstico precoz y un aislamiento de casos, para evitar la difusión comunitaria del coronavirus. La desigualdad económica va ligada a la desigualdad sanitaria y en este sentido estamos viviendo un mundo lleno de desigualdades que, cuando tenemos que enfrentar una situación tan dura como es la de la pandemia, se demuestra que el impacto es diferente en función del nivel de riqueza de cada país y en función de la fortaleza de su sistema sanitario.

Es por eso que una de las lecciones que debiéramos de aprender como consecuencia de la pandemia que nos golpea desde hace poco más de un año, se refiere a la necesidad de fortalecer los sistemas de salud a nivel mundial con una inversión a corto, a medio y a largo plazo, que permita invertir en recursos imprescindibles para la protección de la salud de las poblaciones que termina siendo un requisito básico para el desarrollo económico y social de la sociedades. Esta inversión, que requiere un esfuerzo conjunto de la comunidad internacional, se puede considerar claramente como una inversión rentable desde el punto de vista económico, de la generación de empleo y de la potenciación del sistema de innovación y desarrollo que sustenta la mayor parte de los avances científicos en el ámbito de la medicina.

India es hoy un exponente claro que, a través de los medios de comunicación, aparece para el conjunto de la ciudadanía como el ejemplo de la necesidad de fortalecer los sistemas sanitarios en países pobres; algo necesario que debiera realizarse con un planteamiento solidario liderado por la OMS para poder afrontar con mayores garantías de éxito situaciones ligadas a nuevas pandemias que podamos sufrir en el futuro.

Ahora sólo cabe la ayuda de emergencia, el apoyo solidario, y la protección para evitar la propagación de la nueva variante. Pero tan importante como esto resultará una acción coordinada de futuro para fortalecer los sistemas de salud en todo el mundo; será la mejor forma de proteger a la humanidad y alumbrar un futuro de mayor esperanza.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios