Análisis

Lola quero

Directora de Granada Hoy

¿Quién pagará la 'fiesta' de Pina?

La devolución de las cuentas y los bienes intervenidos es una decisión que podría perjudicar al Granada CFUn informe de Hacienda cifra en 9,4 millones el dinero que el club no tributó en España cuando Pina estaba al frente

Están a punto de cumplirse cuatro años desde aquel 31 de enero en el que España se enteró de la noticia de la detención por orden de la Audiencia Nacional de Enrique Pina Campuzano, un empresario y agente de futbolistas que presidió el Granada CF durante los años de su fulgurante regreso al fútbol de elite, cuando el club era propiedad del italiano Gino Pozzo. Luego supimos que aquella investigación venía de largo y llevaba abierta desde 2016, justo el año en el que se produjo la venta de la entidad a inversores chinos y Quique (como era más conocido) salió de Granada para centrarse en el control del Cádiz, otro club en el que no han faltado sobresaltos y disputas.

Tras unos primeros meses en los que se fueron filtrando los motivos de su detención, los detalles del caso Líbero, las escuchas telefónicas, las sospechas sobre presuntas actividades irregulares con el mercadeo de jugadores, sus asuntos pendientes con Hacienda y datos sobre su elevado tren de vida, con yate y coches de lujo incluidos, como suele ocurrir en largas investigaciones judiciales, se hizo una especie de silencio informativo pocas veces roto por alguna noticia esporádica. Además, en su caso, el juez que instruyó el caso en los primeros años, José de la Mata, tuvo que recurrir a comisiones rogatorias y peticiones internacionales de información, por ejemplo a Suiza o Luxemburgo, para seguir el rastro del dinero. Todo muy largo y tedioso.

Uno de esos momentos en los que sale a la luz alguna información de la instrucción judicial se produjo hace unos días, cuando Pina y su entorno difundieron, con comunicado y reacciones incluidas, una de las últimas decisiones del juez Santiago Pedraz, actual titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 donde sigue abierto el caso Líbero. Era una buena noticia para el dirigente deportivo, pues el magistrado ordenaba desbloquear los embargos a dos de sus empresas, así como a otras personas de su familia a las que inicialmente se investigó por si le hubieran ayudado a ocultar dinero.

En la providencia del 4 de enero, en efecto, el magistrado explica que en el último informe emitido por técnicos de Hacienda para la pieza principal del caso Líbero no constan indicios de que tanto "las mercantiles citadas, como los padres del Sr. Pina y su hermana Dª Elena, tuvieran participación en el blanqueo". Esto dio pie a que Quique hiciera unas victoriosas consideraciones sobre su inocencia y las medidas que tomará en el futuro para ir contra quienes le han malherido en este tiempo.

¿Entonces cabe pensar que el tan traído y llevado caso Líbero se diluye ahora? Para nada. Igual ocurre así en el futuro, pero por el momento la realidad es bien distinta.

Estas diligencias previas abiertas en 2016 se han ido dividiendo en estos años en diferentes piezas separadas. Dos de ellas, "Pina Alzamiento" y "Pina Hacienda Pública", ya están pendientes de juicio en la Audiencia Nacional, después de que el juez de instrucción procesara al dirigente deportivo por los presuntos delitos que sus propios nombres indican: alzamiento de bienes y delito contra la Hacienda Pública. Aquí se investigan posibles impagos en la Declaración de la Renta y la presunta ocultación de su verdadero patrimonio para evadir abonos a las arcas del Estado. Así pues, la investigación de estas partes del caso estarían ya cerradas y a la espera del juicio, según recuerda la Fiscalía Anticorrupción en su último informe del 28 de diciembre pasado.

En ese escrito, el Ministerio Público se oponía al "desbloqueo de los saldos embargados en las cuentas bancarias de las mercantiles" porque "en ambas piezas separadas se han determinado responsabilidades civiles por importe notablemente superior al valor de los bienes trabados titulados por ambas mercantiles".

Pero el juez no siguió el criterio del fiscal al tener en consideración el último informe de Hacienda (de junio pasado) en el seno de la Pieza Principal del caso, que es la única investigación que sigue en curso y aún no se sabe si llegará a juicio como las otras dos anteriores.

Y aquí es donde viene la otra parte importante, la "Pieza Principal". Como recuerda la Fiscalía, el objeto de este caso -una vez que los delitos contra la Hacienda Pública y de alzamiento de bienes atribuidos a Enrique Pina se han dilucidado en las otras dos Piezas Separadas- viene constituido por la investigación de los riesgos fiscales del Granada CF en relación al Impuesto Sobre Sociedades", en los ejercicios fiscales desde 2013 a 2016, "derivados de las maniobras e irregularidades que habrían cometido los investigados Enrique Pina Campuzano, Gino Pozzo Linda y Raffaele Felice Giulio Riva, entre otros y junto con su entorno personal, societario y las empresas y clubes de fútbol a ellos vinculados". La referencia a esos clubes es lo que se llamó hace tiempo el triángulo del caso Líbero, entre el club español, el Udinese italiano y el Watford inglés. Es decir, que las actividades que estos dirigentes llevaran a cabo en aquellos años han puesto al Granada CF en el centro de la diana de esta investigación.

Y doy más detalles: El último informe, ese al que se refería el juez para exculpar a las empresas y la familia de Pina, el de los técnicos de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria del pasado 4 de junio, analiza la "estrategia de financiación del Granada CF SAD con la finalidad de que esta entidad haya dejado de tributar en España un total de 9.441.897,11 euros por el Impuesto Sobre Sociedades" correspondiente a los ejercicios fiscales antes mencionados. En su Apartado 10 se cuantifican las cuotas dejadas de ingresar por el club nazarí en estos ejercicios objeto de investigación en la presente causa, tal y como recoge también la Fiscalía, que con este informe de Hacienda considera que ya "no es necesaria la práctica de nuevas diligencias de investigación".

A la vista de esto, quizás lo que habría que preguntarse es si esa gran noticia para Pina sobre la liberación de sus fondos y sus lujosos bienes -incluido el segundo yate, Duende II-, podría acabar convirtiéndose en una losa para el Granada CF, si al final resulta que tiene que correr con la cuenta de la fiesta, porque sus antiguos dirigentes no tengan un euro disponible. Nada descabellado si recordamos que Quique ya se declaró insolvente cuando se dejaba ver al volante de un Porsche Panamera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios