Torre Alta

El 12 de octubre, todo un clásico

Ya es todo un clásico que los presidentes socialistas sean abucheados en los actos públicos del día de España

El 12 de octubre se celebró, como es tradicional, la fiesta de España. Un día en el que todos los ciudadanos de este país deberíamos sentirnos orgullosos de ser españoles. Y digo todos, porque últimamente se ha vuelto a recuperar una patología endémica en la Transición y que ya creíamos olvidada. Me refiero a la utilización partidista de los símbolos del Estado por unos pocos o unos muchos, porque hay una gran mayoría silenciosa que son de la misma opinión. Y este 12 de octubre se ha vuelto a visualizar la mala educación de estos ruidosos que creen que el Estado es suyo y sin respetar a la Corona ni a los símbolos, convierten una fiesta patriótica en un festival de ruidosos insultos y frases mal sonantes, sin importarles los símbolos del país. Son nostálgicos del día de la Hispanidad. Son simbólicos los gritos desde un edificio cercano, situado en una de las zonas más ricas de Madrid, que debería servir como muestra de que los ricos también, a veces, son mal educados. Ya es todo un clásico que los presidentes socialistas sean abucheados en los actos públicos del día de España. Sucedía con Zapatero, se paró con Rajoy y vuelven con Sánchez. También sucedía cuando gobernaba Felipe González. Todo un síntoma del lado de quienes parten estos insultos. Pero lo de este año ha sido demasiado. Okupa, dimisión y demás insultos, que si estamos atentos a lo que sucede en el Congreso desde que gobierna el presidente Sánchez, es lo habitual escucharlo desde la bancada de la derecha. Es lo de siempre. Estas gentes, algunos gentuzas, no consienten que la izquierda ocupe el poder. Es como decir "como se atreven estos" a ocupar un lugar que por herencia nos pertenece. La bandera y demás símbolos del Estado es patrimonio de la derecha. La izquierda no siente ni quiere a este país, según ellos claro. Detrás de las banderas hay mucho 'Panamá y Papeles de Pandora'. Ya Felipe González decía que, en la Transición, cuando hablaba con Fraga y otros del antiguo Régimen del Estado se referían a los socialistas como "es que ustedes sois diferentes" o lo que es lo mismo, ustedes no son españoles, ni patriotas ni gente de orden. Es decir, demostraban el sentido patrimonial del Estado que tenía la derecha. Pero lo lamentable es que todavía hoy, hayan muchos que sigan pensando lo mismo. Hay que estar atentos a lo que esta sucediendo en Italia con los fascistas asaltando la sede del sindicato. Y el auge del nuevo partido fascista en Francia. Cuidado que aquí se gobierna con la ultra derecha, blanqueada por algunos partidos y algunos medios de comunicación. Se cumplen ahora 10 años del día en que ETA anunciara el "fin de la lucha armada". Todavía se escucha en el Congreso a Casado y al otro hablar de ETA como si se mantuviera activa. Esto solo puede causar tristeza.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios