Análisis

José guerrero 'yuyu'

Ante todo, mucha calma

El fútbol tiene memoria de pez, pero es momento de tragar saliva y aguantar los nervios

Malos vientos soplan para el Cádiz de la temporada 2018/19. Eso es lo malo de acostumbrarse a lo bueno. Después de dos años para soñar, la enorme calidad de la Segunda División de esta temporada nos ha recordado que en el fútbol nada es eterno. Lo malo es que a estas alturas de competición el equipo no ha demostrado grandes cualidades que inviten a soñar con repetir las dos temporadas anteriores. Lo bueno es que queda tiempo para enmendar la plana. Sin ir más lejos, en la temporada 2016/17, estuvimos incluso peor que ahora y jugamos el play off de ascenso. Y la temporada pasada estuvimos casi toda la competición en puestos de play off y nos caímos en el último partido. ¿Alguien entiende algo?. Y a todo esto, el entrenador está cuestionado. Pues claro, no te jode. Como lo está Lopetegui en el Real Madrid, sin haber sido eliminado de nada y con el equipo empatado en el liderato. Porque cuando la pelota no entra aparecen los nervios, aquí y en Pekín.

Si Cervera ha estado cuestionado por algunos incluso cuando estábamos arriba, a quien le sorprende que lo esté ahora. El problema es que lo primero que se mira cuando llegan las vacas flacas es al banquillo. Es lo fácil. Cervera me sigue pareciendo un gran entrenador para este equipo. Lo de las ultimas dos temporadas no es solo objeto de casualidad. ¿Qué el entrenador tiene sus fallos?, pues claro. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Pero no es el único que falla. El club ha confirmado la continuidad del entrenador pase lo que pase hoy. Y es lo más cuerdo. Ahora más que nunca se impone una llamada a la calma.

A todos nos gustaría estar arriba y demostrando que venimos a por otra temporada de ensueño. Pero igual no puede ser, y lo mismo el objetivo de la permanencia es el más realista esta temporada. Siempre dije que ese objetivo se quedaba corto si se cumplía con anticipación. Pero igual este año toca quedarse con este único objetivo. Y no es poco, visto el plantel de equipos de la categoría. La clave del éxito del Cádiz de las dos últimas temporadas ha sido el calvario de la presente: el orden en defensa. Un equipo que defendía de maravilla y que aprovechaba al máximo sus oportunidades en ataque. Este año no se tiene ni una cosa ni la otra, y el resultado ahí lo tienen.

Por eso avisa Álvaro Cervera de la necesidad de recuperar ese nivel defensivo, se tenga o no la pelota. El fútbol tiene memoria de pez, pero es momento de tragar saliva y aguantar los nervios. Temporadas para la historia del cadismo empezaron rematadamente mal. Y hay que confiar en que entrenador y equipo le puedan dar la vuelta a esto. Porque son los únicos que saben lo que tienen entre manos. Hay una frase, que creo que dijo Cruyff, que decía: "Mucha gente puede ver que un equipo juega mal. Muy pocos saben por qué juega mal y podemos contar con los dedos de una mano los que saben lo que hay que hacer para que deje de jugar mal". Así que dejemos a los que saben. Demos un voto de confianza y esperemos mejorar pronto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios