Tan enrevesada está la vida pública y la privada, que le vienen bien los dichetes de las moscas. Empezando porque los políticos, están sobre ascuas "por si las moscas" Nadie se atreve a ir más allá de lo prudente por lo que pueda pasar " tienen la mosca detrás de la oreja". La dejadez, los trámites... más vale estudiar y no comprometerse y "sacudirse las moscas". A cuento el gran dilema del alcalde de Barbate. Por otro lado conviene callar " en boca cerrada no entran moscas" antes que meter la pata. Y así un político muy en boga, criticando lo que él llamó la casta, argumentaba que su abuela servía a los señoritos. Y lógicamente "le picó la mosca" porque tendría que estar orgulloso de esa casta, que ha hecho posible que, sirviendo la abuela a los señoriítos, él gracias al avance social y a la democracia, haya llegado a catedrático.

No es lo mismo ser "una mosquita muerta" que "un peso mosca". Esto en las relaciones corrientes entre unos y otros. Que siempre hablamos y criticamos a las personas públicas y nos olvidamos del nosotros. Ignoramos que de las virtudes o patrañas del común, salen las de los dirigentes. Y sobre todo el vicio de no poner empeño en el trabajo, escaquearse, no dar un palo al agua, etc., etc. eso que se llama "estar cazando moscas". Y no digamos en materia económica. Mucho pedir y pedir pero cuando a mi me toca "no soltar la mosca" o siquiera de vez en cuando "aflojar la mosca".

Capítulo aparte es cuando uno siempre " está amoscado" y encima alardea proyectando hacia el vecino o amigo diciéndole " qué mosca te habrá picado". Y el grado sumo de la cuestión, cuando alguno es más pesado que la que te llama para cambiar de móvil, que se comporta "como una mosca cojonera".

P/D. En fin, en esta semana que tanto se habla del moscón de Donald Trump o de Fidel Castro, que tras su victoria sobre el déspota e infame Batista se hubiera hecho en vez de dictador sátrapa, un abanderado de la democracia, héroe mundial del SXX. Y de los Presupuestos nacionales entre el control y las urgencias sociales.., yo "ato la mosca por el rabo" acudo a Machado cuando decía "oh viejas moscas voraces/ me evocáis todas las cosas".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios