DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Las medidas

Habrá que ser creativos, diligentes y generosos. Digo nuestros gobernantes. Quienes soportan el peso de la pandemia están en un puro grito: Ayudadnos…

Dos semanas después, la hostelería empieza a respirar por la herida. Del único modo que puede, pidiendo ayuda. No se exige lo que se pide, salvo que lo que se pide con razón y buenos modos, pensando que se tiene todo el derecho y la razón (parece una redundancia), no sea atendido. Entonces ocurre lo que va a ocurrir en España pueblo a pueblo. Es que todo el mundo puede comprender la situación. El Gobierno obliga el cese de la actividad, comprendido. Y aceptado. Pero ese cese de actividad tiene unas consecuencias concretas que ya no sé si se dan y por eso se empiezan a elevar algunas voces empresarias, gremiales, grupales y particulares. Si no se levanta la baraja de la tienda no entra nada en la caja y si, pese a ello, se le sigue exigiendo a la caja como si no hubiera pasado nada, entonces la caja dice por los medios que pueda que no tiene ni una gota de sangre ya. Es la razón principal de tantos miles de ERTE, como primera medida. Porque luego llegarán los ERE y luego, qué se yo, ni pensarlo quiero. Porque a casi mil muertos diarios por el Covid19, la inactividad, el paro que crece y crece, ¿qué horizonte se nos presenta a los españoles pueblo a pueblo, familia a familia?

ASIHTUR se ha dirigido al gobierno de Patricia Cavada solicitando de un modo urgente “medidas proactivas”, lo que no deja de ser un modo muy actual de designar lo que está sangrando al gremio, por la vía impositiva. En escala todo el mundo hará igual que los hosteleros y restaurados de San Fernando, pedir moratorias, pedir descuentos, quitas, subvenciones, cosas. Para poder salir de este desierto producido por un virus letal que causa estragos en las familias y en el conjunto de la Nación. Pues bien, como lo que pide este sector de la economía local está lleno de justicia, Patricia Cavada deberá encontrar las fórmulas de la “proactividad” y estar al lado de estos pequeños empresarios que juntos representan un importante número de puestos de trabajo. Y no sólo Patricia Cavada en lo suyo, es que deberá coger la pancarta y llevarla hasta donde haga falta. Porque las medidas se deberán tomar de abajo arriba y de arriba a abajo. Para que surtan efecto y podamos salir todos de este pandemia terrible con un poco de aire en los pulmones, nunca mejor dicho.

Ahora estamos en cuidarnos y en curarnos pero, en paralelo, todo lo que llega es malo para el trabajo, para los pequeños empresarios, para los autónomos, para los trabajadores en general, para todo el mundo. Y por eso habrá que ser creativos, diligentes y generosos. Digo nuestros gobernantes. Quienes soportan el peso de la pandemia están en un puro grito: Ayudadnos…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios