Análisis

tamara garcía

Tras la máscara

Suéltate, afloja los músculos, siente como desciende la presión de la nuca, la rigidez de los trapecios. Todo es fácil tras la máscara. Hablar con la boca llena, desplegar las alas, vomitar la rabia. Porque la vida es fácil tras la máscara. Aprovecha, paisano. Aprovecha, amigo extranjero. Que llega el reinado del disfraz, la orgía suprema donde copulan sin reservas el buen y el mal gusto. Muerde, lame, sorbe, explota. Juega. Pero, ojo, hasta en El Jardín de las Delicias existe el infierno. Muerde, lame, sorbe y explota con quien quiera ser mordido, lamido, absorbido, con quien quiera explotar junto a ti de deseo. Con quien en ningún momento pare el juego. Que la máscara no te sirva de excusa si es que tienes una serpiente enroscada en las entrañas. Cuidado, paisano, cuidado, amigo extranjero. Que se nos cuenta ya por ejércitos a los que no necesitamos ni de disfraz ni de careta para desenmascararos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios