Análisis

carlos medina

Hasta mágico se queda en casa

Malos y duros días, pero la esperanza sigue intacta. Queda un día menos para que esto acabe como leo, por el App, en el Diario de Cádiz. Por cierto, aparte de aplausos para todos los sanitarios y servicios públicos (Ejército, Guardia Civil, Policía, bomberos, etc), que no se nos olviden los basureros, los servicios municipales de limpieza y, por supuesto, los medios de comunicación, esos periodistas al pie del cañón que nos mantienen informados en el día a día, y los graduados sociales y abogados, que trabajan a tope para paliar el caos laboral y económico de tantas pequeñas y medianas empresas. Hay que estar muy agradecidos a muchos profesionales.

Dos noticias he leído estos días, en mi confinamiento, de gran contraste. Muy duro que ahora nos llegue la muerte de un familiar cercano o amigo, no podemos ni despedirlo. Nadie se merece eso, como comentaba el hijo de Lorenzo Sanz, expresidente del Madrid. Pero es una de las más terribles consecuencias de este traicionero virus. Me emocionó mucho leer la página que escribió el compañero y amigazo del Diario, Francisco Sánchez Zambrano, sobre el fallecimiento de su padre y no poder despedirse de él como Dios manda. Fuerte abrazo, querido. También supongo el mismo sentimiento de frustración para otras tantas familias y para la del inolvidable Benito Joanet, que tan buen trabajo realizó como entrenador del Cádiz.

¿Dos noticias? No, son muchas más, pero, al menos en lo anecdótico, leí y luego vi el video de 'Mágico González desde El Salvador pidiéndole a todos los cadistas, a todo el mundo, que se queden en casa como él. ¿Qué hubiera sido de Mágico si, en sus tiempos de futbolista en activo, se hubiera quedado en casa más de una noche y de un día? Seguramente habría llegado mucho más lejos haciéndole la competencia a Lionel Messi, por ser uno de los mejores jugadores del planeta.

En fin no salgan salvo por máxima necesidad. Sean positivos, hoy queda un día menos. Mi gente, bien. Todos confinados en sus casas, pero en permanente contacto. En Roche, tranquilidad y, gracias a Marca.com estoy muy entretenido viendo diariamente las partidas del torneo de candidatos al mundial de ajedrez. No hay fútbol, ni procesiones, ni bares restaurantes, hoteles, todo cerrado, pero tenemos televisión, radio, prensa, medios de comunicación y, por supuesto, nuestro Diario de Cádiz. Todo tendrá un final feliz si nos quedamos en casa, así que ánimo, que ya habrá momento de darnos un fuerte abrazo. Tiempo al tiempo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios