En vistas de lo que todos sabemos de leyes parece que debe ser difícil encontrar a ciudadanos que puedan formar parte de un jurado popular en esta ciudad o en este país (ya saben, por aquello de que tienen que ser legos en derecho...) La Constitución la conocemos al dedillo cuando hablamos del tema Cataluña, citamos la protección de la imagen en el juicio a La Manada, acatamos la última reforma laboral aunque no estemos de acuerdo, ¡es ley! Porque la ley dice que... La ley dice que... Repetimos, sentenciamos, nos vanangloriamos (a veces con pesar y todo...) pero, oh casualidad, hay leyes que ponemos en cuestión, que rebatimos o despreciamos. Leyes a las que siempre le sigue un "pero". Cambiar el nombre de una calle, por ejemplo, apelando a la Ley de Memoria Histórica les ha parecido a muchos una estupidez. Pero es la ley, amigos, hay que acatar. Ustedes tan cumplidores lo deben saber. Y sí, un acto de justicia, también.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios