SAILGP 🛥️ Toda la programación deportiva y cultural para este fin de semana

La sesión se presentaba prometedora, después de que el lunes nuestro selectivo consiguiera salir de su "zona de confort" y se acercara con firmeza a los 9.300 puntos, nivel que no fue capaz de reconquistar. Así, cede 0,54% hasta 9.230,70 puntos; las mayores subidas se las llevan Enagás (+1,32%) y Red Eléctrica (+0,94%), mientras los valores más cíclicos sufren significativos retrocesos (ArcelorMittal -4,47%, Acerinox -2,74%).

Ayer la atención de los inversores se desplazó al inicio de la reunión de dos días de la Fed, de la que no se esperan novedades, pero sí pistas sobre el momento en el que se comenzarán a retirar las medidas de estímulo. Con un ojo puesto en la inflación y otro en el crecimiento, el mercado piensa que la Fed aún será paciente antes de empezar este proceso.

Esta situación se ve reflejada en la deuda, manteniéndose el bono a 10 años estadounidense por debajo de 1,50%, mínimo de 3 meses, mientras que el bund alemán cotiza en -0,25% y el español ofrece una rentabilidad cercana al +0,40%. Aunque esta tregua en los intereses favorece sectores como el de renovables, ayer vimos recogida de beneficios.

Fue protagonista Sacyr, tras conseguir un contrato para la explotación de unas autopistas en Italia a 12 años, estimándose unos ingresos de 3.700 millones de euros. El proyecto refuerza la posición de Sacyr en el país, que ha pasado a ser clave dentro de su plan estratégico.

El precio del crudo se refuerza en 73 dólares el barril, máximos de 2 años, aunque Repsol no saca partido de la noticia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios