Análisis

Enrique montiel

Un error, creo

A menudo consulto entre mis amigos y conocidos las cuestiones locales, y otras. Hago una especie de muestra demoscópica. Lo que se dice una foto-fija de la opinión de la ciudad. Sobre todos los temas, desde si le gusta más la tortilla española que hace Elvira en La Gallega a cualquiera otra de La Isla, o que hayan quitado el Corazón de Jesús de la fachada del Ayuntamiento. Verás, es que he visto como Pepe Loaiza ha levantado esa bandera con alguna preocupación, porque si busca la reposición del sentimiento católico que lo puso luego de la guerra civil, puede que consiga lo contrario, que cada día más los españoles ven como necesario la separación de lo católico en lo político, lo que desde hace cientos de años se llama separación de la Iglesia y el Estado. Curioso que uno de los preguntados me contestara con un lacónico "al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios", toma ya. También me ha sorprendido que ninguno actuara a la gallega: ¿y tú que piensas? Se lo hubiera dicho: Me parece bien que no lo vuelvan a poner. Claro que tampoco me hace feliz que mantengan las lápidas pintadas de los dos militares golpistas de Jaca en 1930, fusilados por sentencia de un Tribunal Militar. Me refiero a los capitanes Fermín Galán, nacido en San Fernando, y Ángel García Hernández, de Vitoria. Ocultos durante todo el franquismo, fueron restaurados por el gobierno de Antonio Moreno, creo. La pesada losa de la historia la soportamos los españoles con cada vez menos resignación. De la historia y de esta mezcolanza de lo católico en lo estatal. Iba diciendo de la encuesta que he hecho, sobre todo en personas que yo sabía que eran católicos y católicos practicantes. Ninguno estuvo de acuerdo con el proyecto de Loaiza de restituir esos azulejos en la fachada principal del Ayuntamiento que se restaura en estos meses. Ninguno. Igual si hago otra, alguno me diga que le parece bien, incluso de justicia. Aunque no lo creo, pasó el tiempo de estas expresiones de lo católico en lo nacional. Por lo pronto el Pleno rechazaría la moción. Y no veo yo a la militancia del Partido Popular buscando miles de firmas para ese asunto tan menor. Para otros asuntos firmaría yo, y con muchas ganas. En San Fernando y en otros lugares y circunstancias. Por ejemplo pidiendo responsabilidad a quienes llevan diez años sin coronar la obra del tranvía, y así. ¿Poner de nuevo los azulejos del Corazón de Jesús en la fachada principal del Ayuntamiento? Que no cuenten conmigo.

P.S. En mi artículo del pasado domingo llamé a una discapacitada o persona con movilidad reducida, inválida. Pido me disculpe si se ha sentido poco feliz con la denominación. En mi ánimo no había algo parecido a molestarla sino todo lo contrario. Lo siento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios