Crónica de San Juan de Dios

Melchor Mateo

mmateo@diariodecadiz.com

El don de Kichi para captar la atención

La intervención de arenga del alcalde con el metal recuerda al mesianismo del día en el que tomó posesión

Kichi aplaude a los trabajadores del metal el pasado jueves.

Kichi aplaude a los trabajadores del metal el pasado jueves. / Jesús Marín

La escena mesiánica del alcalde José María González ‘Kichi’ ofreciendo el bastón de mando de la ciudad a unos gaditanos enfervorizados en la plaza de San Juan de Dios fue una muestra de lo que iba a venir. Es un hombre que sabe dominar la escena, que tiene un don para captar la atención como lo hacía cuando actuaba con los miembros de su comparsa, donde los ojos se iban hacia aquel chaval que gesticulaba tanto en la punta de la agrupación con su larga melena rizada.

En esos momentos sabe moverse como nadie. El jueves dio otra muestra de eso cuando tomó el megáfono en la concentración de los trabajadores del metal a las puertas del ayuntamiento. En su arenga repitió aquello de que somos obreros y no delincuentes que gritan los trabajadores en sus concentraciones y, sobre todo, tiró de Maquiavelo con una especie de “el fin justifica los medios”, es decir, se han tenido que quemar cosas para que “nos escuchen en Madrid”.

Kichi se dio un baño de masas con su intervención donde las palabras son mucho más fáciles de pronunciar que ejecutar los hechos y donde justificó la violencia que en otras ocasiones ha condenado.

El discurso de Madrid es grandilocuente pero estamos hablando de un conflicto sectorial sobre un convenio colectivo que tiene su solución en la provincia gaditana.

Y si tuviera alguna incidencia en Madrid, la capacidad de influencia que se puede obtener ahora desde la Alcaldía gaditana es mínima, ya que Cádiz y su bandera del anticapitalismo se ha convertido en una isla desde el punto de vista político.

Justo en el momento en el que su formación Podemos entraba en el Gobierno central, aquí se volvía a ir a contracorriente, se cortó el cordón umbilical con su partido y decidieron crear un nuevo partido político liderado por Teresa Rodríguez.

Adelante Andalucía es ahora mismo un partido que apenas tiene estructuras y que está tratando de armarse a marchas forzadas para comparecer en la elecciones autonómicas. El resultado que se obtenga, y ahora mismo parece que están lejos de ser una verdadera alternativa en Andalucía, puede ser decisivo a la hora de lo que posteriormente se haga también en el Ayuntamiento de Cádiz.

Teresa Rodríguez, que a la sazón es pareja del alcalde gaditano, también dijo en su día que no iba a estar más de ocho años en la política una vez que apareció en la escena pública cuando irrumpió Podemos en las elecciones europeas de mayo de 2014, donde obtuvo un escaño.

Si cumple lo que dijo, puede dar una pista de lo que podría pasar posteriormente para la candidatura a las municipales, donde Kichi también anunció en su día que iba a estar sólo dos mandatos y ahora ha abierto la puerta a presentarse de nuevo.

De todos modos, aunque públicamente todos los huevos se han puesto en la cesta de Kichi, se está trabajando en la sucesión por si se tiene que producir el relevo del liderazgo en Cádiz.

Alguien que conoce bien la política gaditana decía el otro día que en Adelante Cádiz la estructura de la formación es como si fuera una cebolla, es decir, hay varias capas y cuanto más al centro se esté, más poder y más puro con el ideario se le considera y eso es importante a la hora de tomar las decisiones.

El perfil del delfín de Kichi empieza a estar definido en una búsqueda que no sólo se está produciendo dentro del equipo de Gobierno sino en todo el aparataje que lo rodea.

Si Kichi finalmente decide marcharse, se activaría ese plan B al que se va a tratar de ocultar y de proteger todo el tiempo que se pueda para no exponerlo públicamente. Ya se sabe la obsesión que hay en algunos partidos políticos para tratar de no quemar a sus candidatos.

De todos modos, la opción prioritaria sigue siendo la misma, que Kichi sea el que encabece la candidatura a la Alcaldía ya que es la apuesta más segura y la que puede aportar un mayor número de votos al ser ya una marca conocida.

Y a la vez que se solventa la cabeza, también habrá que definir el panorama político de las alianzas por la izquierda. Actualmente Adelante Cádiz tiene la suma de lo que venía de Podemos y ahora son anticapitalistas y Ganar Cádiz, que dentro tiene a Izquierda Unida, una formación que fuera de ahí tiene un pacto con Podemos. Este también presentará candidatura y hay otro factor que es el de Más País, que podría entrar en una posible unión con Adelante Andalucía. Hagan apuestas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios