Sí, es recurrente. Pero cada 27 de marzo desde 1962, el Instituto Internacional del Teatro viene dinamizando la celebración de tal día como hoy para aquellos que todavía no son capaces de apreciar el valor e importancia de la forma de arte “teatro”. Y actúa también dando una llamada de atención a los gobiernos, políticos e instituciones que aún no saben reconocer su valor para las personas, y que ni tan siquiera se han percatado del potencial de las artes escénicas para el crecimiento económico de sus entornos.

Curiosamente este año, la celebración del Día Mundial del Teatro se centra en los jóvenes, la próxima generación, los artistas emergentes, esos que necesitan ahora el apoyo que no todas las sociedades saben dar. Bajo el patrocinio de la UNESCO, hoy domingo, desde París, a partir de las 14:00hs. 37 artistas emergentes de todo el mundo actuarán con sus particulares propuestas de expresión teatral a través de la plataforma virtual World Theatre Day.

Paradójicamente es más que probable que el día de hoy pase sin pena ni gloria para la administración local porteña en lo tocante a la cultura. De alguna manera ya nos vamos acostumbrando a casi ni echar de menos lo que nos van arrebatando poco a poco. No sé si será una táctica o será desidia, desgana o indiferencia.

Las políticas culturales que deben emanar desde las administraciones más cercanas al pueblo, han de ser gestionadas por y para el pueblo, mirando también hacia esos artistas emergentes locales, y nunca en función de caprichos personales ni esnobistas.

Es evidente que para gustos los colores, pero cuando tu gestión ha de ir encaminada hacia un amplio espectro de público objetivo, debes cuidar la diversidad tanto o más como la calidad de lo que ofrezcas.

De tres años para acá, pandemia de por medio, nuestra Concejalía de Cultura y por ende nuestro Teatro Municipal, parecen estar dirigidos por la empresa privada, para algunas de sus ocurrencias privadas. Fíjense cómo será la cosa que hace ocho meses que se aprobó por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento crear el Consejo Municipal de Cultura, y seguimos esperando. Al igual que aún duerme en el sueño de los justos el Reglamento de Uso del Teatro Municipal Pedro Muñoz Seca. ¿Hasta cuándo?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios