El deteriorado perímetro de la ciudad

Siempre se ha dicho eso de que La Isla mira al mar, pero solo con un ojo

La vuelta de afuera esta en peligro. Ese ha sido, es, el diagnóstico que se ha emitido en el Consejo Local de Medio Ambiente de nuestra ciudad y que ha creado alarma medioambiental. El informe no descubre ninguna novedad sobre el deterioro y el abandono casi histórico que viene padeciendo todo el perímetro natural de nuestra ciudad. Esta situación perjudica a varios objetivos de la ciudad. Una es en el tema medioambiental. Una ciudad que pretende liderar el cambio climático municipal, no puede tener en su término el deterioro tan grande que sufre tanto el Parque Natural como gran parte de su litoral.

Otro objetivo que también ejerce un poder negativo, es la falta de rendimiento que tienen nuestras salinas y esteros. Nulas en productividad, nulas medioambiental y nula su utilización turística. Y tercero, que tiene una consecuencia derivada de las dos anteriores y de gran importancia, la falta de rendimiento económico que tiene para la ciudad. El Parque Natural siempre se ha visto como un obstáculo. Por consiguiente, este deterioro es un gran problema. Problema que es histórico, el Parque Natural lleva años abandonado, con grandes pérdidas ecológicas y perdiendo su seña de identidad, como es la destrucción de sus casas salineras y toda su fauna acuática.

Pero es bueno que se señale este problema y que se le da una gran prioridad de restauración. Los esperados EDUSI pueden tener su influencia, pero sería bueno que toda la política de la ciudad se ponga de acuerdo en salvar el Parque. No puede ser cosa de partidos. Ya Podemos de nuestra ciudad ha lanzado una petición para que se restaure parte de las salinas y esteros de la ciudad para permitir la actividad económica de las mismas y salvar el entorno. Pero no solo es esta parte de la ciudad la que viene sufriendo el síndrome del abandono. Este desinterés abarca todo el perímetro de La Isla.

Siempre se ha dicho eso de que la Isla mira al mar, pero solo con un ojo. Basta ver el estado del Puente Zuazo y su caño. El deterioro del Zaporito. Y si nos vamos al otro lado nos encontramos con la Casería y todo su margen de Caño Herrera, los Polvorines con Punta Cantera y todo lo que nos podamos encontrar en su camino envuelto en una dejadez y abandono absoluto.

Todo esto en otras ciudades estarían generando una buena fuente económica para la ciudad. Aquí no. Como digo este deterioro, esta dejadez en el tiempo no es de ahora, lleva años en su soledad esperando que alguien, algún gobierno, sepa que hacer con estas zonas de enorme interés para la ciudad.

Por tanto, bueno es que cause preocupación por esta, si no se remedia a tiempo, pérdida y esperemos que se le encuentre solución antes de que sea demasiado tarde.

Y estamos hablando de una ciudad que busca vivir del turismo y liderar el cambio climático. Este sería un buen motivo para una ciudad que tiene todo su entorno abandonado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios