A veces tiene uno la sensación de ser irremediablemente tonto de capirote al leer y releer las pueriles excusas que determinados políticos de andar por casa, colocan en los medios de comunicación empleando lenguajes truculentos para salir de enredos que ellos mismos propician con nocturnidad y alevosía. Y me vengo a referir al pintoresco concejal de mantenimiento urbano, Curro Martínez, que junto con su incombustible y tenue jefe de servicio del ramo, nos están queriendo dar coba de la fina sacándose de la manga un protocolo Covid-19 como excusa al despropósito de supuesta regulación del tráfico que acometieron en la glorieta del Padre Conradi, en la Avenida de Fuentebravía frente a la barriada de El Pilar, y que ya denunciamos en este mismo alambique allá por el mes de septiembre del pasado año. Tal ha sido el monumental fiasco de una medida que ya a priori nadie entendía por lo descabellado de la misma, que no han tenido más remedio que devolver a su estado anterior las señalizaciones que regulaban ese tramo de vía urbana entre el cruce de El Oasis y la citada glorieta. Los atascos que se han venido produciendo un día sí y otro también para el desespero y aburrimiento de conductores y usuarios habituales de ese ramal viario, han debido provocar tal elevación de gas metano humanizado mezclado con el dióxido de carbono de los coches y motocicletas hacia la atmósfera, que casi seguro ha saltado la alarma en la Oficina Española del Cambio Climático, y el efecto invernadero les ha obligado a recular de mala manera y echándole la culpa al socorrido Covid. Pero claro, todo esto tiene una segunda lectura que nos lleva a exigir públicamente responsabilidades, las que sean y correspondan, al o a los causantes del desaguisado. Y ya de paso, ahora que le han aprobado al citado concejal el mayor contrato de mantenimiento urbano de la historia de El Puerto, que se anime y le meta mano a la glorieta del hospital, y al carril bici que no va a ninguna parte, porque estoy convencido que con su reversión al estado anterior logrará entre otras cosas que el desatasco sea de carácter épico. Aplíquense que ahora tienen jurdeles.

manolomorillo@soydelpuerto.es

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios