Análisis

José guerrero 'yuyu'

Si nos dejan

Al equipo no se le puede reprochar nada en estos casos. A los árbitros sí

"Si nos dejan, nos vamos a querer toda la vida", es el inicio de una canción de Luis Miguel, pero podría ser la letra del himno del Cádiz a la Primera División en el año de su retorno. Porque podríamos querernos toda la vida pero otra cosa es que nos dejen. Por esfuerzo su saber hacer no será, pero los Bordes del Área se están empeñando en tirar parte de ese esfuerzo por la borda. Ante el Atlético de Madrid fue la enésima, con el famoso penalti / no penalti de Koke. Escandaloso. La norma dice que si la mano está apoyada en el suelo no es penalti, pero es que la mano no estaba allí en el suelo, sino que fue a por el balón. Otra más y otra posibilidad de puntos menos.

El problema es que aunque la norma este clara la interpretación de los señores del pitito no. Esto le pasa al Cádiz en contra y el árbitro no tarda ni medio segundo en pitar penalti contra los amarillos, sin ir a mirar el VAR ni ná. Y de lo que pudo ser el 2-2 se pasó al 1-3, con otro penalti (este sí, faltaría más) que, aunque es penalti, es de los que no pasa nada si no se pita. Y claro, ahí ya se nos fue la ilusión al garete. O casi, porque un Cádiz fantástico, con un Negredo inconmensurable, estuvo a punto de empatar hasta que los del Cholo nos remataron con el cuarto.

Dos datos muy interesantes de este partido. El primero es que el Cádiz hizo un partido soberbio, de los mejores de la temporada en mi opinión, y el segundo es que además lo hizo con la posesión del balón, algo que no parece ser el leitmotiv de Cervera. Me confieso fiel admirador de Cervera, pero es verdad que para ganar hay que meter goles, y para eso hay que tener el balón en tu poder a la hora de meterlo en la portería.

Sea como fuere, el equipo volvió a demostrar que tiene casta y coraje y peleó el partido a muerte. Con esta actitud y juego mucho se tendrían que torcer las cosas (o que alguien las tuerza, oiga) para volver a Segunda esta temporada. El problema es que no nos basta con lo que hagamos nosotros, si los men in black se empeñan en ser protagonistas y convertir al VAR en una maquina de hacer errores en lugar de resolverlos. Porque, a bote, pronto, son ya al menos seis los puntos que podíamos llevar ya de más si nos hubieran favorecido las decisiones de la maquinita.

Gracias a Dios tuvimos el buen hacer de ganarle a Real Madrid y Barcelona (dos partidos que a priori se daban por perdidos), porque de no ser así tendríamos seis puntos menos y estaríamos en descenso directo. Y con los seis birlados estaríamos a tiro de puestos europeos. Y Cervera mordiéndose la lengua en sala de prensa.

En fin, que no nos queda otra que seguir así, haciendo lo que sabemos hacer, pero igual con eso no nos llega si nos siguen sin pitar cosas tan claras. Vayámonos haciendo a la idea. Al equipo no se le puede reprochar nada en estos casos. A los árbitros sí. Y bien haríamos en mostrar malestar desde la educación, para evitar sanciones. Y hoy la Real. A ver como estamos de finos los doce. Nosotros, más el árbitro. Miedo me da.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios