Análisis

Tito Valencia

Ese no es el debate

No hemos consolidado un mercado, una marca isleña, para competir con nuestro entorno

Ese no es el debate y es perder el tiempo. Nosotros no podemos entrar en ese juego de estadísticas porque no nos lleva a ninguna parte. Que han venido más personas este verano que el año anterior. Que han venido menos. De qué estamos hablando, de cien, de doscientas, más, menos. Es absurdo entrar en un camino que no es el nuestro. San Fernando todavía ve el turismo como una aspiración, como una meta a la que nos cuesta sudor y algo más llegar. El turismo actualmente, por desgracia, no tiene influencia en la economía local. Por lo tanto, lejos de generar polémica por los datos de ocupación, el discurso o el análisis debe ir dirigido a la evolución que haya podido, o no, tener el proyecto turístico en la ciudad. Si la oferta de la ciudad avanza o retrocede, si es la conveniente o es la equivocada, si la vamos consolidando o no. Ahí debe estar el debate.

Llevamos décadas hablando de La Isla como destino turístico. Como con casi todo. Pero de una forma muy lejana. Un año se inventaba una ruta, otro año otra, otro año otra. Nunca se mejoraba la oferta anterior, nunca se consolidaba nada. Todos los veranos inventábamos algo nuevo, pero de estar por casa. Nunca hemos consolidado un mercado, una marca isleña, capaz de competir o acercarnos a nuestro entorno. Y hemos perdido una época dorada donde era fácil hacer grandes inversiones en un mercado desorbitado y descontrolado. Pero no, estábamos en lo que estábamos, que no sé lo que era. Ahora es más difícil. Pero herramientas tenemos, hay que gestionarlas.

La mayoría de este patrimonio está en manos de defensa. Pero parece que la colaboración entre ambas administraciones está beneficiando a la ciudad. Museo Naval en el centro de la ciudad. El Observatorio( insisto ,creo que la ciudad todavía no aprecia lo suficiente el gran patrimonio científico que tenemos en nuestro territorio), cada vez más accesible. Ahora hemos recuperado la magnifica Torre Alta que es una incorporación muy interesante para la ciudad. Y queda mucho, claro que sí. Aun queda mucho donde buscar y potenciar, pero ponerlo aquí es repetir lo mismo.

Pero si conseguimos sacar todo lo oculto, militar, eclesiástico (que lo hay y mucho), natural, la potenciación que están tomando las fiestas locales, cultural, artístico, Museo Camarón, potenciar el museo de la ciudad, poner los archivos en un lugar que te invite a visitarlos. En definitiva, todo esto forma parte de un recorrido cultural que la ciudad tiene que saber ordenar y utilizar. Además la playa tiene pendiente y próxima una remodelación de todo su margen exterior que la hará más atractiva. Todo esto, y más, debe conseguir sumar visitantes a una ciudad, como la nuestra, necesitada de crear mercados que tengan un significado para la economía local.

Pero no todo está en manos de la administración, aunque también tiene que influir. Le inversión privada tiene un papel muy importante que jugar en esta ciudad, se necesita encontrar inversores que apuesten por este futuro. Hay que reconocer el cambio que se está produciendo en la hostelería de la mano de nuevos y jóvenes emprendedores. La hospedería es otra asignatura pendiente. Por consiguiente ahí está el debate. Lo otro es perder el tiempo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios