Análisis

josé antonio lópez

El concurso empieza (con) frío

Por experiencia, intuyo que en el Falla deben estar temblando con el comienzo de las preliminares. Los mal pensados, una mala virtud que todos experimentamos en múltiples situaciones de la vida, atribuirán este primer comentario a un derrotista empedernido a quien esta primera fase del concurso le parece un poco fuera de lugar y muy tediosa.

Pero los bien pensados, una extraña virtud que sólo ponemos en práctica en época de extrema candidez, se darán cuenta que el temblique del Falla no es por el nivel, nunca bien ponderado, de esta primera fase de un concurso, sino por el frío, este norte puro de oliva que acompañó el lunes a la primera sesión del esperado certamen carnavalesco y que en estos próximos días mutará en ese viento sur tan querido en Cádiz por los fabricantes de varillas de paraguas.

Así las cosas, mezclemos un poco de mal pensamiento con una pizquita de buenos deseos y admitamos que el frío en el interior del Teatro Falla, tan mal climatizado, debe ser de aúpa y que las culpas, en la proporción que cada uno quiera, se pueden repartir entre el componente meteorológico y el propio ambiente que crean las agrupaciones desde las tablas. O sea, que el concurso empieza frío y con frío.

Da la impresión de que el debate de las preliminares está cerrado desde hace tiempo, pues el concurso ha adquirido tal dimensión mediática que en el futuro seguirán viniendo agrupaciones de más rincones de España y, además, que mucha gente, pocos lo dudan, defiende el derecho al minuto de gloria en el Falla. Un minuto de gloria, hay que recordar, a veces desdichado y por el que al espectador se le cobra una entrada, que esto es un teatro y no una esquina de la Viña o el Pópulo.

Así que el concurso seguirá igual, con las preliminares en este teatro de las coplas, y con el frío o la lluvia, o ambas cosas, protagonizando muchas de las jornadas del certamen, que para eso Cádiz, una ciudad tan estival, quiso que su fiesta grande se celebrara en invierno.

Por lo menos, nos hemos librado de esta borrasca de nombre Gloria y que ha castigado al Levante español. Aquí sólo nos han llegado algunos coletazos, como coletazos son los que de momento se escuchan en el concurso, en el que pocas cosas suenan estos días a gloria. La preliminar es como una borrasca pasajera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios