Análisis

Nicolás Terry

La caída de los dioses

Este título de esta gran película me viene al dedo para escribir esta semana sobre la caída de Alfonso Candón en la política municipal de esta gran ciudad que es y será El Puerto de Santa María.

Cuando una persona no sabe convivir con las normas que dicta la democracia es muy difícil que se mantenga en ella. Esto desde mi punto de vista es lo que le ha ocurrido a Candón, que desde su puesto de presidente local recurría al insulto y a la descalificación para justificar que él no era el alcalde a pesar de ser la lista más votada y no reconocía bajo ningún concepto que David de la Encina es el alcalde electo, le gustase o no.

Con una política de tierra quemada a la que se entregaron en cuerpo y alma sus "cachorros", han intentado una vez tras otra ahogar a un alcalde demócrata y legítimamente electo, mientras él se refugiaba y no se quemaba en su retiro dorado del Congreso de los Diputados.

Pero esto no ha funcionado, porque es imposible que funcione, no se puede ir por la vida de caudillo, los tiempos gracias a Dios han cambiado y el "por narices" ya es época del pasado, aunque ahora unos cuantos se hayan empeñado en resucitarlo.

Miles de teorías circulan por la ciudad sobre su marcha, que si le han echado, que si se ha marchado... no seré yo el que las vaya a analizar ni a investigar, lo que si les recomiendo es que cambien el disco sobre su labor en el Congreso, ya que como se describía en el contundente artículo que recientemente publico este periódico, sobre los trabajos de nuestros diputados en Madrid, Candón aparecía el penúltimo de la lista con ocho intervenciones, y sin embargo el primero de la lista con ciento y pico era Salvador de la Encina, hermano de David, qué casualidad.

A mi amigo Raúl Capdevila le recomiendo que haga oídos sordos a los cánticos de sirena que le tiran desde el PP, que recuerde lo que le hicieron no hace mucho tiempo y que se presente con su lista y con un solo ánimo, trabajar para esta gran ciudad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios