La España Eterna era eso, eterna. Hasta que un día en la tele, en blanco y negro, salió un tipo siniestro delante de una cortinilla aún más siniestra y dijo: "Españoles, Franco ha muet-to", hizo un puchero y acabó con un "Viva Espab-ña". El tipo siniestro era Arias Navarro, y la cortinilla debe estar apolillada. Era 1975.

Pero la gente se lo creyó, todos lo creímos.

Han pasado 44 años y seguimos con el raca raca de Franco. A la derecha española les marca la senda Vox, esa muestra aborigen y tardía de los fascismos europeos. Esta zurrapa franquista sigue exaltando al dictador, algo que en Alemania o Italia es un delito. Y aquí están envalentonados: no cabe duda que nuestra derecha siempre fue más montuna.

¿Cómo les parece irresistible un dictadorzuelo cutre que firmaba sentencias de muerte mientras se zampaba un bocadillo de sobrasada viendo los partidos del Mundial de Futbol de Alemania´74?

Y ya no disimulan. Un poné, aquí en Cádiz el PP y C´s silban y miran a otro lado al oír el nombre de Franco, y dejan la pista libre de la ignominia a militares que mantuvieron un silencio cagueta cuando estaban en activo, pero que hoy adoran al dictador y a su obra; o a profesores de universidad, falangistas cuando tenían pelo, y que hoy reverdecen viejos laureles totalitarios al son alegre de la paz.

Mientras, reescriben la Historia sin aludir al golpismo, al genocidio, al ensañamiento o a la barbarie. Pueden hacerlo y lo hacen, aunque sean ellos los que atropellaron -y siguen atropellando- a la democracia, y defendieron -y defienden- el dominio del hombre sobre el hombre. Pero se hacen las víctimas y quieren pasar por oprimidos, recurriendo a los Derechos Humanos y a la libertad religiosa. Ahora. Ya ves. Hacen de Orwell un escritor costumbrista.

Reivindican a Franco, y tal vez abran de nuevo las cavernas del Santo Oficio. Son la España profunda en la que ni siquiera hacen pie.

Así, creo que es mejor que Franco siga enterrado en una iglesia. Es lo más didáctico para entender el franquismo y a una España en la que pecado era lo mismo que delito.

Y ahora que venga alguien a hablarme de "la modélica transición".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios