Análisis

alejandro barragán

Vota a Blip

V OTA a Blip, reza el programa electoral básico de Blip. Es gratis, continúa. Blip es tu partido. Blip te consuela, te adula, te masajea, te hace cosquillas. Te hace feliz aunque estés triste, en paro, en desahucio, en deuda y en cuelgue. Blip te crea problemas a medida para sacarte las castañas del fuego eterno y el pan del tostador. Blip te ayuda a hacer la tarea de tu hija y luego le consigue un título. Blip suda por ti cuando el cambio climático se vuelve dramático, fanático, didáctico. Blip aparca tu coche, te borra las fotos sobrantes del móvil y tergiversa la historia en tu propio beneficio, todo a la vez. Blip es tu partida de dominó, tu partícula elemental, tu carta de amor, tu línea roja, tu franja horaria favorita. Blip acondiciona tu zona de confort.

Blip no vende promesas, sino que regala poemas y rimas a un precio asequible para toda la familia. Por ello, se puede decir que su programa es racinguista, ajedrecista y hasta reconquista si hace falta, pero nunca, nunca, autopista radical. Blip no come política ni se alimenta de argumentos. Sólo pretende cultivar riqueza entre su militancia y pobreza para la discordancia. Blip no está dispuesto a aceptar lecciones de nadie sobre acrobacia, farmacia o democracia. En Blip no hay pugnas por el liderazgo porque están cohibidas, dice su programa. Por eso, Blip no pacta ni redacta actas ni se retracta cuando impacta estupefacta contra cualquier libro de autoayuda. Por último, hay que dejar claro que la financiación de Blip es, simplemente, muy blip. Tan blip como lo es su organigrama.

Blip dirá tonterías, pero por lo menos no ensucia como otros, no deja pelusa (caspa sí, la verdad, pero esto no lo dice el programa). Lo importante son los votos. Los tuyos. A más barbaridades, más portadas de periódico, más langostinos. Votar Blip es como votar Flot, pero mucho mejor, porque Blip es guay y Flot es como alien, dice su programa. Vota Blip y entrarás en un sorteo para las elecciones al Fondo Monetario Internacional.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios