Hace dos años escribí el articulo 'HalloSantos', dejando la opinión de que, aun existiendo parte de mi vida en la que no aceptaba estas celebraciones, la vida y la sociedad en la que crecen tus hijos te hacen cambiar el modo de ver las cosas.

Multiculturalidad se llama la existencia de varias culturas, etnias, religiones, que conviven dentro de un mismo espacio físico.

No se trata de que respeten tus cosas, se trata de que respetes también las de los demás, vivirlas e incluso disfrutarlas si te gustan y sin imponer las tuyas.

En el caso de Halloween, que está a la vuelta de la esquina, cuando casi todos lo teníamos claro, existiendo quien lo celebraba y quien no, todo respetable, nos encontramos con dos escenarios en la ciudad bien distintos.

Primero, para la noche del 31, por primera vez, tendremos en El Puerto una cabalgata de Halloween. Guste o no, se entienda o no, es una realidad.

Segundo, desde la Basílica se anda preparando una procesión para la noche del 31 de octubre también. Primera vez que se celebrará la misma en las vísperas del día de Todos los Santos.

La polémica, está servida. ¿Cómo se llega a esta situación?

El centro de El Puerto como escenario de la más surrealista estampa que a nadie dejará indiferente. Zombis, brujas, esqueletos y calabazas mezclados con aromas de incienso, marchas procesionales y costaleros. Porque, aunque no se crucen Cabalgata y Procesión (espero), es inevitable que las personas de ambas celebraciones se mezclen transitando de un lugar a otro.

¿Truco o Paso? Otro dilema, otra polémica. ¿Se es mejor cofrade y más cristiano si voy a la procesión? ¿Iré directamente al infierno si celebro Halloween?

Esto precisamente es lo que se crea cuando dos celebraciones con fechas distintas, se pisan entre ellas para competir en importancia y popularidad, una cosa absurda vamos, cuando realmente ya nos ha dado tiempo de digerir en el tipo de sociedad en el que vivimos, en el que la multiculturalidad está presente en el día a día.

Celebren la que quieran, o incluso las dos, pero con respeto y sin intentar imponer nada, que eso está muy feo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios