El tiempo es la chaqueta del olvido. El tiempo con su bala acelerada. La sensación efímera en el todo. Se buscan recuerdos y verdades contra lo perecedero que, con su niebla, nos borra. ¿Qué por qué lo digo? A lo peor porque siento el viejo miedo líquido del soldado en el frente. Cuando caen los compañeros. ¿Cuándo me tocará? Esa realidad trasladada a las barcas hundidas de los libros, las fotos, los recortes de prensa.

La tertulia ha sido muy numerosa. El profesor Vázquez Bermúdez, Melchor Ramos Alba, Andrés Castilla, Paco Olmo, Ángel Domínguez, David Orce, Desi Gómez, Jesús Rodríguez Benzo, Librado de la Concepción Wilgefortis, Manolito Fernández y Juan Carlos Carrillo que como secretario de las dos tertulias levanta las actas. También comparecen los versos de Carmelo Puerta, o la presencia de Lalo Berenguer, iconoclasta y hereje con ciertos literatos.

El Paco Olmo, si no, no sería él, interrumpe para decir que viene de Cádiz y no entiende cómo el autobús nuevo que tiene cinturones lleva gente de pie. Y que a él lo multaron por no llevar. ¿No es lo mismo? ¿Si tu pones junto a, y otra vez junto a en una sola línea no será separado? Le contesta Carrillo. Eso es como el "no, ni ná". Nos reímos.

¿Y el nuevo plagio de otro político? El profesor Vázquez Bermúdez y ego, los calmamos recordando que Torres Villarroel, escritor, que fue pícaro, torero, colegial del Trilingüe, nigromante, agorero con fórmulas romanas, médico, profesor de Universidad, creador de calendarios y adivinaciones, tratadista de arte del toreo a la jineta, plagió al completo la parte técnica de las Reglas de Torear publicadas por el Almirante de Castilla, Juan Gaspar Enríquez de Cabrera, Duque de Medina de Ríoseco, aunque dijo que era una broma cuando los bibliófilos se lo tomaron en serio. Igual que ahora. En aquellos momentos nos separamos otra vez en dos tendencias, bipartidistas y gazmoñas: las sensibilidades a los que les pareció y los sensibles a los que les parece.

El profesor Vázquez, habla de la muy famosa pensadora gaditana, Beatriz Cienfuegos, ejemplo culto de mujer y fundadora del periódico de ése nombre, quien según algunos investigadores era el pseudónimo de un religioso madrileño que ni mujer ni ná, según Palau.

La gente anda algo asustada y descentrá. La política actual provoca neuras. Lo que han definido como el votante emocional. Afectados por el peso de las decisiones políticas, sobre las que no pueden actuar. Por miedo, votamos, mas emocionalmente que racionalmente. Médicos hay que hablan de que los políticos pueden acelerar o frenar el grado de ansiedad de los ciudadanos. ¿Tristeza vital?. Libertad oprimida.

La tertulia gime como una maleta de grillos. Dimas Beso, eminente, inmanente e inminente pintor, habla de las insoportables peleas de los políticos que ya no engañan al votante. Y de los fake. Por ejemplo lo de la Casa Consistorial que él ve en singular. Con el aplauso de Paco Olmo.

Lo que tenemos que hacer es crear un partido que dé ejemplo. Dice. Opino que se quiere convertir en emisor de frases inmortales, como tanta gente. Que nunca falta una sardina con aires de caviar en cualquier salsa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios