Análisis

Nicolás Terry

¡¡¡A por la torre!!!

Como estamos en época de vacaciones, voy a dejar para otro momento las aventuras y sobre todo desventuras de la "Santa Oposición", aunque el tema de Impulsa esta más que calentito. Y no digamos del ERE programado en la Zona Franca, actual refugio de Enrique Moresco. Hoy le voy a dedicar esta columna a un arquitecto portuense, Tomás Osborne Ruiz, y a su socio extremeño, José Carlos Oliva, para ver si entre todos conseguimos que les adjudiquen el proyecto de remodelación de la Torre Tío Pepe del circuito de velocidad de Jerez.

Jerez está a punto de finalizar su nombramiento como Capitalidad Mundial del Motor, un año donde el motor y más concretamente el motociclismo han sido protagonistas de un amplio calendario de eventos deportivos y culturales con la moto de protagonista. Igualito que el bluf que inventaron los "Candón&Cía", con El Puerto como Ciudad Europea de la Vela, algún día explicare con detenimiento semejante mamarrachada.

Pues bien, como colofón a este evento, González Byass convocó un concurso de arquitectos para remodelar la ya icónica Torre Tío Pepe, que con sus 22 metros de altura luce esbelta desde 1985. A este concurso Tomás y José Carlos presentaron un proyecto denominado Jerez-Xerez-Sherry, que mire usted por dónde resultó elegido entre los tres finalistas.

Para decidir quien es el ganador, Gonzalez Byass y el Ayuntamiento jerezano decidieron que fuese por votación popular vía on line en una serie de páginas web: una específica del proyecto, la de la bodega y la del propio circuito de velocidad. Pero para que sea más fácil para los ciudadanos que decidan votar esta propuesta basta con pinchar en el siguiente enlace, http://www.torretiopepe.com/#1, que le llevará directamente a votar el proyecto de estos arquitectos y que como decía anteriormente, se denomina "Jerez-Xerez-Sherry".

Con humildad y respetando, como hago siempre, todos los credos, considero legítimo atreverme a pediros el voto a los portuenses que así lo quieran hacer. Especialmente me dirijo al gremio de arquitectos, aparejadores, constructores y todo el mundo dedicado a esos menesteres, sin olvidarme de las bodegas y demás industrias y por supuesto del voto popular, que también pesa y de qué manera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios