Es lo que reconoce el historiador griego Epaminondas que ha sentido tras este comienzo liguero del Cádiz: un tremendo susto, que es lo que va antes del miedo, repetía. El mismo susto le ha tenido encerrado en su casa, sin querer nada ni siquiera con sus amistades, que ya habíamos alcanzado un cierto estado de preocupación.

Hasta la victoria en Valladolid, el Cádiz había realizado el peor arranque liguero de su historia en Primera División, y también el peor inicio en la historia de la Primera División, aunque empatado por puntos y diferencia de goles con otros equipos. También llegaba a esta jornada siendo el único equipo que no había marcado ningún gol en los primeros cuatro partidos en toda la historia de la Primera División. Demasiados malos registros, según las cuentas que hace el mismo Epaminondas, que le tenían muy deprimido.

El gol de Negredo y los tres puntos de Valladolid le han animado de nuevo, y ha vuelto a salir a las calles y a frecuentar sus tertulias habituales. Ahora defiende la teoría de que en el fondo no hace falta trabajar más para cobrar lo mismo. Es un esfuerzo innecesario. Con un solo gol el Cádiz ya tiene tres puntos y el Elche, por ejemplo, tiene un solo punto habiendo marcado dos goles.

La historia de las grandes civilizaciones, concluye Epaminondas avalando su teoría, se escribe desde la economía del trabajo. Añade que el Barcelona tendrá a Lewandowski que es el actual Pichichi con ocho goles, la mayoría de ellos solo sirven para hacer más abultada una victoria.

Sin embargo, el Cádiz tiene a Negredo, que marca un gol que vale tres puntos, el gol más valioso de la liga.

De eta manera Epaminondas ha superado su susto y ha recuperado sus ánimos para esta liga… al menos por ahora.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios