Educación Un gaditano consigue la devolución del dinero de un máster contratado que no cumplía las expectativas

El Íbex 35 cerró ayer con un aumento del 2,07%, lo que llevó al selectivo a situarse en los 6.585 puntos, con lo que supera la barrera de los 6.500, en un contexto de incertidumbre e inestabilidad marcado por el impacto de la segunda ola del Covid-19, con nuevas restricciones en distintos países de Europa, entre ellos España.

El índice español rebotó tras conocerse los buenos datos del PMI de la industria manufacturera en Europa, con Alemania a la cabeza. En España, la encuesta de gestores de compras subió hasta los 52,5 puntos en octubre, al ritmo más rápido de los últimos tres meses.

Lideró los ascensos del primer día de la semana ACS, que se elevaba un 7,99% y le siguió de cerca Repsol que creció este lunes un 6,22%. Banco Sabadell (4,20%), Banco Santander (4,20%), Pharma Mar (3,82%) y Aena (3,81%) también se impulsaron con ascensos por encima del 3%. En el lado contrario, solo cuatro valores anotaban descensos, entre los que se encontraron Viscofan (-1,64%), Melia Hotels International (-1,26%), Cellnex Telecom (-0,36%) y Cie Automotive (-0,12%).

El resto de plazas europeas también se anotaron subidas con repuntes superiores al 1,97% para Francfort, del 2,11% para París y del 1,46% para Londres.

En este escenario, el barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, cotizaba en 36,06 dólares al cierre; mientras que el crudo Brent, de referencia para Europa, marcaba un precio de 38,20 dólares.

El interés exigido al bono español a diez años se situaba en el 0,120%, la prima de riesgo española caía hasta los 74,8 puntos básicos, mientras que la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1633 billetes verdes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios