Análisis

antonio morillo crespo

San Fernando ¡mi Calle Real!

Como mi menda decía el otro día "Cataluña es mía" también hoy puedo decir "San Fernando es mío" Y lo afirmo antes de que algún isleño o autoridad isleña diga que no meta en donde no me llaman. Y eso no es justo, porque muchos, muchísimos llevamos años y años pasando y yendo a San Fernando y termina por ser algo tuyo. ¡Bueno! A lo que voy. El otro día fui a la conferencia, erudita e interesante, sobre la Guardia Civil de Jesús Núñez. Humilde fue de no pregonar la paz y tranquilidad que ha dado y da a España. Días atrás también estuve en la Isla con motivo del sepelio de nuestro querido y buen amigo Pepe Oneto. Y en ambas ocasiones atravesé la Calle Real hasta con pena. Me dieron ganas de declamar aquella poesía a la Ruinas de Itálica "Estos Fabio ¡ay dolor! que ves ahora/ campos de soledad mustio collado/ fueron un tiempo Itálica famosa…." Y es que quien vio aquella Calle Real esplendorosa y llena de vida y la ves ahora, desierta, las magníficas casas abandonadas, oscuras, sin comercios, sin gente, hasta Capitanía general marítima cerrada…se le cae el alma a los pies. La calle Real de San Fernando era famosa por su belleza, por la arquitectura singular de sus casas, por sus rejas por su animación y hoy está muerta. Me encontré tras la conferencia con la alcaldesa a quien le dije " Señora la Calle Real está muerta, está que da pena…" Y amable me contestó "es que es peatonal" Me quedé de piedra, porque harían falta millones de peatones para justificar el peatonaje … Y lo cortés no quita lo valiente.

Por lo visto el famoso tranvía de Zarrias lleva 10 años de obras, de pruebas ….y a la calle Real le caen moscas. No me meto si por aquí o por allí, ni que podría ser una sola via con pasos de conversión para allá o para acá según venga el tranvía, sólo que da pena que la Calle Real este más solitaria que una cañada agropecuaria de la vieja Mesta. En el tránsito desde la Venta de Vargas hasta la Iglesia de San Pedro, sólo nos encontramos dos farmacias y alguna tiendecita, todo lo demás apagado y en silencio. Da la impresión que todas las viviendas están desiertas, vacías.

P/D Mucho caché tiene la Academia de San Romualdo, da prestigio a la Isla con sus actividades. Otro sí, el Castillo de San Romualdo, me encanta y creo que lo están rehabilitando con esmero y seriedad y en un entorno respetuoso. Es un edificio emblemático, impacta y llena de historia y de categoría a NUESTRO San Fernando.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios