DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La bolsa española regresó ayer a niveles desconocidos desde finales de abril al caer el 1,29% y descender hasta el borde de los 6.500 puntos, perjudicada por el retroceso de las plazas internacionales y por los augurios de una lenta recuperación de la economía por la pandemia del coronavirus.

El indicador de referencia del mercado nacional, el Íbex 35, descendió 85,8 puntos, ese 1,29%, hasta 6.545,6 puntos. Desde el comienzo del año baja el 31,45%, en tanto que en la semana que acaba mañana cede el 3,5%.

En el resto de Europa, Londres cayó el 2,75%; Fráncfort, el 1,95%; Milán, el 1,84%; y París, el 1,65%.

Aunque el mercado nacional intentaba mantener el nivel de los 6.600 puntos poco después de la apertura y no prestaba mucha atención a los datos de la inflación en España y Alemania, discurría bajo ese umbral y al borde de los 6.500 puntos hasta poco antes de la apertura de Wall Street.

La subida de crudo (el barril de petróleo Brent ganaba casi un 4% y se cambiaba a 30,3 dólares) y el repunte de la mayoría de los bancos contribuyó a que la bolsa nacional redujera sus pérdidas.

De los grandes valores destacó la caída del 4,08% de Inditex, la tercera mayor del Íbex, mientras que Iberdrola perdió el 1,7% y Banco Santander el 0,13%. BBVA subió el 2,68%, el cuarto mayor avance de ese índice; Telefónica ganó el 1,34% y Repsol, el 1,29%. La mayor bajada del Íbex correspondió a ACS, el 4,54%, seguida por Inditex, Ferrovial (-3,67%), y Visconfán (-3,55%). Banco Sabadell encabezó las subidas, con un repunte del 4%.

La rentabilidad de la deuda española a diez años se situó en el 0,82% y la prima de riesgo en 136 puntos básicos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios