Reinventarnos

La Nueva Normalidad debería ser como la Cofradía de los Esteros de la Isla, gente defensora de lo nuestro, luchadora, y convencida

Estuve el otro día en el Salón de Celebraciones “El Yeyo” en un acto organizado por la Cofradía de los Esteros, que preside José Domínguez Oneto. Se trataba de profundizar y reivindicar la excepcional calidad de los productos de nuestros esteros. Acompañado de Juan Manuel García de Lomas, director del Centro Tecnológico de Agricultura, y José Luis Molinero, secretario general de la Organización de Productores de Piscicultura Marina de Andalucía, el popular cocinero de la COPE, Pepe Oneto, presentaron a los cofrades primero y luego a toda Andalucía, a través de los medios de comunicación, una nueva gastronomía de los esteros, a la que han denominado Frito de los Esteros, una exquisitez a la que te invito a buscar y probar.

La Cofradía de los Esteros isleña se ha convertido, casi sin quererlo ni darse cuenta, en un importante instrumento de reinvención de nuestro potencial económico y de nuestro prestigio gastrónomico nacional e internacional. Son los primeros convencidos del “oro molido” que es un estero lleno de vida. Su participación en numerosos encuentros, tanto nacionales como internacionales, refuerzan sus iniciales expectativas. En el stand de la Cofradía, donde fríen las tortillas de camarones a la vista de todos, que ofrecen gratuitamente, se forman las colas más largas de cofrades de distintas zonas de España y del Europa, que llevan lo mejor que tienen, como es de imaginar. Dicho con palabras de la “nueva normalidad” están reinventando la Isla, no quedándose a llorar como mujeres lo que no supieron defender como hombres, que dice el viejo castellano, sino lanzándose a la aventura de exportar nuestros productos más punteros y únicos, divulgando y dando a conocer la geografía natural de la bahía gaditana en donde está enclavado este futuro de calidad excepcional y futuro que se llaman Los Esteros, atención: gratia et amore.

La Nueva Normalidad debería ser como la Cofradía de los Esteros de la Isla, gente defensora de lo nuestro, luchadora, y convencida. San Fernando, finalmente, podría ser esquematizada en sectores de actividad o productivos, culturales, artísticos que conformen una esperanza, un futuro. La defensa que vienen haciendo los de la Cofradía tiene el origen en la creación del Instituto de Formación Profesional que logró un módulo de Cultivos Marinos y de la llegada de gestores de criterio moderno a las viejas empresas de los esteros. Estaban convencidos de la calidad de los productos del estero y de su futuro económico. La Cofradía que preside Pepe Oneto es la derivada feliz de todo lo que hablo, para lo que el cocinero se ha rodeado de gentes emprendedoras, verdaderos amantes de esta riqueza única de la Isla.

El Frito del Estero es la última reinvención, seguro que ya planean nuevas oportunidades, aceptan nuevos retos. Es gente admirable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios