Análisis

José Antonio Ortega Romero

Recuperando con prisas

Ya ha pasado la Navidad en El Puerto. Un tiempo festivo en el que el gobierno municipal ha utilizado hasta la extenuación el eslogan "Recuperando El Puerto", con un importante esfuerzo comunicativo a través de los perfiles en redes sociales del alcalde, que en los últimos meses se han activado llamativamente, seguramente a la vista de las próximas elecciones.

La programación de Navidad en El Puerto ha sido positiva. Ha destacado la organización del belén viviente, un evento que en su primera edición ha mostrado una calidad artística de un nivel muy digno. También ha gustado el espectáculo audiovisual de La Prioral, aunque aquí el Ayuntamiento se excedió en denominarlo "mapping", técnica que necesita de un desarrollo tridimensional, el cual carecía este evento. Matices aparte, es una maravilla ver las fotos de nuestra Plaza de la Iglesia abarrotada de público.

Es importante resaltar la implicación que ha tenido en muchas de las actividades la Asociación Centro Comercial Abierto (CCA), tanto a nivel de coordinación como de financiación.

Su labor ha contribuido claramente a la afluencia de público al centro, con el consecuente beneficio económico para los comerciantes.

Volviendo al eslogan de la recuperación, es innegable que el resultado programático de la Navidad ha sido satisfactorio. Sin embargo, llega justo al final de la legislatura, cuando ha habido oportunidad, en años previos, de comenzar actividades que se han puesto en marcha por primera vez este año. Además, es justo decir que el buen ambiente en las calles no solo se debe a una buena programación, sino también a una clara recuperación económica a nivel nacional que está teniendo sus efectos en la provincia.

Además, debemos evaluar si hemos sido capaces de atraer, con calidad y originalidad, visitantes de otras ciudades. No consiste en organizar actividades propias de pueblo, como las campanadas de Peral, que según comentarios en redes sociales ha sufrido un bajón de calidad respecto al año anterior. La clave del éxito hoy está en la diferenciación a través de la innovación.

Huyamos del derrotismo, pero tampoco caigamos en el conformismo. Las ideas para dinamizar la Navidad por parte del gobierno municipal han sido positivas, pero llegan en tiempo de descuento y a las puertas de las elecciones. Haciendo el símil educativo, "recuperación" también es síntoma de no haber hecho los deberes a tiempo. Sin olvidarnos del "necesita mejorar" de este verano, en el que a nivel musical hemos sido testigos de un verdadero bochorno, con el incumplimiento del pliego de la Plaza de Toros en cuanto a conciertos se refiere.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios