Análisis

alejandro barragán

Ramas que caen

N O lo querréis ver, pero el que un martes se caiga una rama grande en el entorno de la plaza de toros, pudiendo hacer daño a alguien si llega a pasar por debajo, pues cayó justo al ladito de un bar, y a los dos días se cae medio pino sobre dos coches en Vistahermosa, uno de ellos con el dueño dentro, imagínate cómo quedaría del susto cuando vio que no le había pasado nada, a él, claro, no al coche, pues el coche quedó destrozaíto, cómo si no, si lo que te ha caído encima, sin avisar, es una rama enorme de un pino, tan grande como un pino entero de éstos de nuestra tierra, madre del amor hermoso, no lo querréis ver, decía, pero el que estos dos eventos arbóreos se produzcan con dos días de diferencia, sin que sople un levantazo descomunal ni tengamos temporal de granizo, ni haya terremotos cercanos, todo esto pues resulta de una casualidad atroz, digna de ser estudiada por científicos y paracientíficos entusiastas, y más cuando todo esto coincide en el tiempo, como anécdota tangente y astral, con la llegada de una patera y más de cincuenta personas a bordo que vienen de otro continente a la playa de Valdelagrana huyendo del horror, porque al final es como si los árboles se hubieran puesto a llorar lágrimas de madera, desprendiéndose de sus miembros, para chocarlos contra la gente, y sus coches y liarla estrepitosamente hasta que lleguen bomberos, policías y cotillas, y puede que hasta la prensa.

No lo querréis ver, pero yo veo claro que es ésta la manera que tienen los árboles, a base de ramas que caen, de denunciar a nuestra especie humana por el dolor que le provocamos a todo bicho viviente, de enfurecerse por nuestra estupidez, de gritarnos e insultarnos por haber inventado el hormigón y el asfalto, de lamentarse, de defenderse, de atacarnos. Tirando flores han comprobado que no les hacemos mucho caso.

No lo querréis ver, pero yo sí que lo veo. Y si no lo veo, que todo puede ser en esta vida, al menos me lo imagino. Fantasía pura. Como un programa electoral.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios