ÚLTIMA HORA Joaquín Quiñones será el pregonero del Carnaval de Cádiz 2023

La consulta trimestral del EGM, alejada de los cataclismos diarios de los audímetros de Kantar Media, se ha solido definir como un sismógrafo algo caprichoso cuyos datos de oleadas hay que contemplarlos en perspectiva. Se dibujan las tendencias, no los consumos de un acontecimiento, y se premia la constancia, la regularidad. Los transistores de siempre se colocaban en una emisora y se dejaban ahí todo el día. Las voces eran rectoras de sus oyentes y de ahí esos liderazgos de egos excesivos que llegaron a fabricar las ondas, como si los oyentes fueran a oír sermones.

Los hábitos radiofónicos han cambiado y, por ejemplo, en los coches se zapea con las emisoras favoritas: el oyente no es tan rígido y a veces simultánea los editoriales matinales, coleccionados en youtube y otros soportes donde la radio se renueva y amplía.

El EGM mostraba ondulaciones más o menos suaves hasta ahora. La polarización política parece avivar un medio donde las simpatías y antipatías se acentúan y los oyentes vienen y van según el clima de los parlamentos. La recuperación de otoño del Gobierno, con una pandemia que parecía controlarse, vino a mitigar los ánimos encendidos contra Pedro Sánchez y puede ser una de las explicaciones de aquel descenso de Carlos Herrera y la COPE que se ha trocado en un pico de serrucho meses después, tras este caótico invierno, con subidas de Herrera y Alsina, aunque la SER se recupera de una etapa catastrófica. Radio Nacional viene a sufrir el descrédito que arrastra RTVE y Canal Sur Radio parece reflejar el buen momento de respetabilidad de Moreno Bonilla (él más que la mayor parte de su gobierno). Las olas del EGM presentan ahora unas marejadas poco habituales en sus registros.

Y también están la medianoche futbolera, herida por las tertulias de la televisión y sobre todo porque esas horas de almohada han perdido el misterio y la intimidad de otros tiempos. Ahora mucha gente prefiere dormirse en la cama arrastrando el dedo por el móvil.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios