Análisis

José guerrero 'yuyu'

Primera final

Por más difícil que parezca la cosa, el Cádiz es capaz de ganar en Granada

Lo de hoy en Los Cármenes es una final en toda regla. El Cádiz se juega, no ya solo la posibilidad de seguir vivo en play off, sino lo más importante: seguir dependiendo de sí mismo en los dos partidos que quedan. El camino no va a ser fácil porque el Granada necesita sumar los tres puntos para asegurarse matemáticamente el ascenso a Primera División. Y en esta categoría todo es posible, pero todo lo que no sea sumar los tres puntos sería estar con las carnes abiertas de cara al partido de mañana del Deportivo de La Coruña. El calendario tan complicado que ha tenido el Cádiz en este final de liga ha tenido su cara y su cruz. Por un lado le ha perjudicado en lo que a suma de puntos se refiere. Pero por otro lado le ha permitido al equipo venirse arriba y reencontrarse a sí mismo, enfrentándose a rivales de gran categoría.

Pero claro, en un deporte como el fútbol, lo que mandan son los puntos y no las sensaciones. Y en el aspecto puramente matemático, olvidándonos de los rivales, 4 puntos de 12 se antojan cortos en esta recta final para un equipo que aspira al play off. Y no se trata de quitar absolutamente ningún mérito al equipo de Álvaro Cervera. Esta temporada no está siendo como la segunda vuelta de la anterior, dónde se veía venir el batacazo de manera anunciada. Aquí se está peleando semana a semana y a pesar de ello todavía estamos con opciones a 3 partidos del final de liga. Así que no nos queda otra que ganar, porque en el fútbol no se puede tentar a la suerte dos semanas seguidas. El Lugo ya nos salvó de la quema hace una semana y aunque el Mallorca podría hacer lo propio mañana lunes, mejor no tentar a la suerte y seguir dependiendo de nosotros mismos al 100%. Y aunque la historia se repite y volvemos a visitar al Granada en un partido trascendental, esto no tiene nada que ver con lo de la temporada pasada.

En el último partido del curso anterior nos encontramos con un Cádiz totalmente apesadumbrado y casi con la seguridad de no ser capaz de sacar el partido adelante. Hoy nos encontramos con un equipo venido arriba, seguro de sí mismo y con la tranquilidad de haberse enfrentado a cuatro de los grandes en los últimos partidos sin haber caído derrotado. Y por más difícil que parezca la cosa, por más en contra que pueda estar todo, hoy flota en el aire la posibilidad de que el Cádiz es capaz y capataz de ganar en Granada y poner nerviosos a los del reino nazarí que la semana que viene se enfrentarían al Mallorca. Con todos estos ingredientes, no nos queda otra que dejarnos el pellejo para sacar los tres puntos en el día de hoy.

Y por supuesto que en el caso de no ganar también existirían posibilidades, claro que sí. Pero no quiero volver a oír hablar de mala suerte, de decepciones o de fracasos, de otro año más igual nadando tanto para morir en la orilla. Y la única manera de evitar eso es sacar los tres puntos de Granada y confiar en que una victoria con el Extremadura el próximo domingo en casa nos aseguraría el playoff. Vamos allá.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios