El Alambique

Enrique Bartolomé

ebartolomeabogado@msn.com

Política municipal (I)

El escenario político local no puede ser más triste. Nuestros munícipes, años discutiendo si son galgos o podencos. Así nos va. La decadencia de nuestra ciudad es manifiesta, aunque soy de los que cree en las inmejorables condiciones y particularidades que tiene El Puerto. Es hora de actuar.

No todo es casualidad. Es necesario conocer nuestro pasado. Los vaivenes políticos en nuestra ciudad – partidistas o personales- marcaron, sin duda, el sinuoso camino recorrido y el actual deterioro y abandono en que se encuentra El Puerto. No es para menos. Aquí, la norma no escrita (aunque defendida con ardor por políticos que perdieron la memoria) de que debe respetarse la lista más votada, siempre fue papel mojado. Cobarde el último, que decimos.

Las primeras elecciones democráticas municipales (1979) no dejaron a nadie indiferente. A pesar de que la lista de UCD, encabezada por Víctor Unzueta, resultó ser la más votada (8 ediles), los conocidos “pactos de izquierda” (que consistieron en intercambiar cromos entre ciudades) hicieron que el gobierno municipal fuera presidido por Antonio Álvarez (PCE), con el apoyo de sus 7 concejales, 5 del PSOE y 4 del PSA.

Con toda la legitimidad que ustedes quieran, Lo que mal empieza, mal acaba. Platón nos aclara que parecer justo sin serlo es la mayor injusticia. Por presiones internas del PCE, Antonio Álvarez dimite y le sustituye en la alcaldía Rafael Gómez Ojeda, que en los comicios de 1983 gana las elecciones (9 ediles) y revalida la alcaldía. En esta ocasión en coalición con el PSOE (8 concejales).

El matrimonio PCE-PSOE, una plácida luna de miel. A mitad de mandato (1985) entra en juego el PGOU y se rompe. Los intereses supramunicipales de los grandes partidos (AP-PDP-UL y PSOE) de por medio. Sin encomendarse (unos y otros) ni a Dios ni al diablo y por añagaza que a estas alturas nadie entiende (o sí), socialistas y populares suscriben una moción de censura.

El 13 de octubre de 1986, tras un convulso pleno municipal, Juan Manuel Torres (PSOE) llega a la Alcaldía de la mano de Teófila Martínez (AP) que, miren por dónde, asume la concejalía de Urbanismo. Ustedes mismos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios